Botes de humo y pelotas de goma

Los manifestantes se oponen a ser grabados por miedo a las represalias

26 feb 2020 / 10:19 H.
Ver comentarios

Dispuestos a quedarse. Tras varias horas en las que los agricultores mantuvieron las carreteras cortadas, así como diversos momentos de tensión con las autoridades, la Guardia Civil intervino mediante la utilización de medios a distancia, botes de humo y pelotas de goma, para restablecer la circulación en la A-4. Según se informó desde la Subdelegación del Gobierno en Jaén, la intervención de la Guardia Civil se produjo tras casi una hora de negociación con los manifestantes y ante la negativa de las personas concentradas de abandonar la calzada.

La circulación se reabrió a las 14:30 horas, primero en dirección a Sevilla, mientras que en dirección a Madrid tuvieron que intervenir previamente los bomberos para sofocar varios incendios registrados en los taludes de la autovía y así poder permitir la circulación. La Subdelegación aseguró que la intervención de la Guardia Civil se produjo ante la negativa de las personas concentradas de abandonar la calzada.

La subdelegada, Catalina Madueño, realizó una primera valoración de la concentración tras la rehabilitación de los carriles. “La Guardia Civil tenía conocimiento desde hace días de esta posible manifestación por lo que estaban preparados con varias unidades especiales”, manifestó. Así, también quiso destacar el carácter “pacífico” de los manifestantes durante las primeras horas de cortes. “Es a partir de las doce y media de la mañana, tras casi una negociando, cuando la Guardia Civil indica a los allí concentrados que deben retirarse de la vía y es cuando se producen una serie de actos que podrían calificarse como vandálicos sobre un camión que iba cargado de verduras, que fueron extraídas esparcidas por la vía en ambos sentidos, lo que dificultó el restablecimiento de la circulación”, apuntó. Un tránsito que no se normalizó hasta casi las cuatro de la tarde. “El Gobierno de España se siente identificado con las reivindicaciones por un precio justo del aceite, por lo que ha aprobado una serie de medidas para la mejora del sector olivarero, pero condena las acciones vandálicas que no representan el sentir del sector olivarero”, finalizó.

Reseñable fueron también las complicaciones de los medios de comunicación durante las primeras horas, pues muchos manifestantes se mostraron reacios a ser gravados por miedo a la difusión de los vídeos y las posibles represalias de las autoridades, por lo que incluso se rompieron algunos móviles

Provincia