URGENTE

Historias que se no se olvidan

Desfile de la patrona por la ciudad en la conmemoración de la batalla de Bailén
Ver comentarios

Un 19 de julio de 1808 tuvo lugar una histórica batalla en la “guerrera” ciudad de Bailén. Enfrentó al ejército francés, de unos 21.000 soldados al mando del general Dupont, con otro español, algo más numerosos, de 27.000, a las órdenes del general Castaños. Se trata de un enfrentamiento que se libró durante la Guerra de la Independencia Española y supuso la primera derrota en campo abierto de la historia del ejército napoleónico. La batalla, de acuerdo con el Plan de Porcuna establecido por el general Castaños, debería haberse librado en Andújar. Sin embargo, las tropas de Dupont se pusieron en marcha antes de ello en dirección a Bailén para unirse al contingente francés de Vedel.

Desde entonces han pasado 211 años y los vecinos de Bailén no han dejado de recordar su historia, la batalla que tuvo lugar en su tierra. Por ello, cada año, cuando se acerca el 19 de julio, se preparan una serie de actividades para conmemorar dicho hecho, no así para recrearlo, algo que también realizan en los meses de octubre. En esta edición, tres jornadas se dedican al recuerdo, donde no faltan las tropas que se entremezclan con la población civil para dejar una curiosa estampa. Tras un primer día con intensas y variadas actividades, tales como el acto Cívico-Militar que de realizó en el Paseo de las Palmeras, la jornada de ayer fue, sin duda, la más emotiva. A primera hora, sobre las diez y media de la mañana, se produjo la imposición de medallas en la Plaza de la Constitución, a lo que siguió la fiesta religiosa en el templo de la Encarnación y una ofrenda floral a la Virgen de Zocueca, la bella patrona de Bailén. Sería con la llegada del ocaso cuando hiciera su aparición por las puertas del templo, portando el manto que regalaron los Reyes Isabel y Fernando. ante la mirada emocionada de sus fieles, flanqueada por las tropas. Un desfile que eriza la piel durante toda la trayectoria, pero que tiene su momento álgido, muy esperado por el pueblo de Bailén.

A su paso por la Plaza de la Constitución, donde se localiza el Ayuntamiento, la Virgen de Zocueca hizo una parada y anunció el gran momento que está por venir. Las tropas militares desfilaron ante la patrona mientras sonaba el estruendo causado por los fuegos artificiales que explotaron como si de los mismísimos cañones de los soldados de Napoleón se trataran. Retomó la Virgen su marcha hasta llegar al templo donde la despidieron entre aplausos y con la emoción de lo vivido durante todo el trayecto. Terminada la procesión, y de nuevo en la Plaza de la Constitución, se produjo otro gran momento, el de la Retreta Floreada a cargo de Banda de Guerra de la BRI “Guzmán el Bueno” X, instante en el que las cornetas se mezclaron con los sonidos de tambores, rodeados de numerosos vecinos que asisten puntuales a la gran cita. No será hasta mañana cuando acaben las fiestas, pero hoy llega el momento de despedir a los soldados que parten por la mañana tras recoger la bandera, custodiada estos días en el Ayuntamiento de la ciudad y el alcalde se despide de las tropas y mandos, antes de que estos comiencen su desfile hacia la estación de autobuses en dirección a Cerro Muriano, recordando que hay historias que no se olvidan.