Mujer asesinada en la capital

La Policía confirma que la víctima murió por un golpe con una barra de hierro

19 ago 2019 / 08:43 H.

Conmoción en la capital jiennense tras la muerte de una mujer por un posible caso de violencia machista y la detención de su pareja, acusado del presunto asesinato, que ahora se encuentra en dependencias policiales. La ciudad vive uno de sus días más trágicos del año tras conocerse ayer la triste noticia del presunto asesinato de una de sus vecinas, concretamente Dolores López Ruiz, nacida en Jaén en noviembre de 1945. Todo comenzó cuando, sobre las doce y diez de la mañana de la pasada jornada, los Servicios de Emergencia de Andalucía, el 112, recibieron una llamada de auxilio por parte de la hija de la víctima. Según declaraciones de la Policía Nacional, en la llamada, la mujer declaró que “fue a la casa de su madre y se la encontró asesinada, según dijo en un primer momento, por un disparo en la cabeza”, aunque finalmente no fue esa la causa. Asimismo, manifiesta que desconoce el paradero del padre.

A partir de ese momento, se dio aviso a las fuerzas de seguridad y una patrulla se desplazó al lugar de los hechos, situado en las calle Francisco Ayala García Duarte, 13, perteneciente al barrio de Santa Isabel de Jaén. En un primer encuentro, los agentes se entrevistaron con el yerno de la víctima que puso en conocimiento que “alguien había accedido al domicilio en compañía de su mujer y su cuñado y observaron el cuerpo sin vida de su suegra, con claros síntomas de violencia, y posteriormente llamaron a los servicios de emergencia”. Una vez que escucharon el relato de esta persona, se trasladaron hasta la planta baja del domicilio unifamiliar, llegaron al rellano y localizan dos puertas, una entreabierta y otra cerrada. Al entrar en la que está entornada, observaron a una mujer de cúbito supino, ensangrentada y dieron por confirmada el fallecimiento.

A continuación, se procedió a la activación del protocolo por muerte violenta. En esos instantes, los agentes empezaron a asegurar la zona del suceso y según confirman las fuentes policiales “escucharon un ruido en la puerta contigua que permanecía cerrada, colindante al lugar donde se encontraba la víctima”. Tras varios intentos de abrir la puerta, y con la utilización de la fuerza, consiguieron acceder y observaron en su interior “a una persona mayor, de entre 75 y 76 años de edad, que se localiza tumbado y con las piernas apoyadas en la puerta”. El hombre, además, vestía únicamente con la ropa interior y se encontraba desorientado. Los agentes procedieron a tomarle declaración, a lo que el hombre respondió: “La tenía que haber matado...”. Se procedió por tanto a su detención. Asimismo, el hombre confesó a los agentes que “la muerte se había producido en la noche anterior”. Sin embargo, según la policía, el cadáver muestra signos de que el asesinato se llevara a cabo entre 48 o 72 horas antes de su declaración, aunque será la autopsia la que determine la condiciones de la muerte. Por su parte, las fuentes sí que han confirmado que el asesinato no ha estado motivado por un disparo, sino que al parecer el desenlace se produce por golpes con un objeto robusto, concretamente por una barra de hierro.

Otra de las aclaraciones que ya se han confirmado, es que la víctima no había interpuesto anteriormente ninguna denuncia por maltrato. El matrimonio estaba en estos momentos en trámites de separación y la mujer se había ido unos días a casa de una de sus hijas. Al parecer, volvió al domicilio, aún está por establecer el momento exacto. La pareja tuvo un enfrentamiento “bastante fuerte y violento” con un trágico final para Dolores López.

Mientras tanto y en una primera requisa, los agentes aseguraron la zona del crimen y se procedió al intentó de conseguir cualquier indicio para ponerlo a disposición de los investigadores. Las mismas fuentes informaron de que un médico forense y el juez de guardia se desplazaron al lugar para levantar el cadáver y posteriormente llevarlo al Instituto de Medicina Legal (IML) para practicarle la autopsia. Por su parte, el Ayuntamiento de Jaén condenó el asesinato de esta vecina de la capital. El alcalde, Julio Millán, mostró su pesar en nombre del equipo de Gobierno por los hechos y convoca a la ciudadanía a participar en el minuto de silencio que se celebrará hoy al mediodía en la puerta del Ayuntamiento. Esta concentración se ha hecho extensiva al resto de la Corporación Municipal. Millán condenó enérgicamente este suceso, que convertiría a esta jiennense, de confirmarse los hechos, en la víctima número 40 de violencia machista en lo que va de año. El alcalde recordó la importancia de redoblar esfuerzos, trabajar desde las administraciones para mantener activos los protocolos y los recursos de apoyo a las víctimas. El colectivo feminista también convoca una concentración en la Subdelegación del Gobierno para las siete y veinte de la tarde.