Gloria para Alfredo Tejada

El artista andaluz se alza con el mayor premio al flamenco, la Lámpara Minera

14 ago 2017 / 12:01 H.

E l cantaor malagueño con ascendencia jiennense Alfredo Tejada ganó la Lámpara Minera en la 57 edición del Festival Internacional del Cante de las Minas, celebrado en La Unión (Murcia), lo que supone alzarse con la máxima distinción de este concurso y con uno de los reconocimientos más importantes dentro de este género. Asimismo se impuso en otras cuatro categorías por mineras, cartageneras, soleá y farruca, lo que lo ha llevado a ganar unos treinta mil euros. “Llevo medio año preparando este festival con mucho cuidado, por lo que estoy muy orgulloso del resultado”, confirmó el ganador. La noche pintó bien para el artista desde el principio que derrochó su talento y experiencia y a cambio no dejó de ser ovacionado por el gran público y que acabó como vencedor del festival. “Estoy muy emocionado y asimilando todo lo que me ha pasado”, aseguró Tejada. El premio se lo dedicó a su madre, a su mujer y a todo el público que no quiso perderse una cita “único” para el flamenco y el arte.

Alfredo Tejada nació en Málaga, pero ha vivido desde muy pequeño en Granada. Además, parte de la familia de su madre es del municipio jiennense de Jódar. Esta mezcla de raíces hace que sea un artista completo que lleva años en los escenarios en los que ha colaborado con grandes artistas del género como Miguel Ochando o Juan Andrés Maya y que ha conseguido conquistar premios como el concurso de jóvenes flamencos de 2002, premio a la mejor farruca, 2004 y tercer premio Flamenco en los Montes, hasta llegar a conquistar la gloria flamenca con la Lámpara Minera.

Durante el festival se otorgaron otros galardones, como el de Desplante de baile, con nueve mil euros, al bailaor Fernando Jiménez Torres. El segundo premio de esta categoría, dotado con 4.500 euros, fue para María Macarena Martínez Cepero. Otro premio fue el Filón al mejor instrumentista, para el flautista Sergio de Lope, que obtuvo seis mil euros. Anabel de Vico logró el premio a la mejor malagueña, dotado con tres mil euros. Para Esther Merino fue el premio por tarantas, con otros tres mil euros. El resto, cuatro premios más la Lámpara Minera, fueron para Tejada. Una noche que queda para el recuerdo de este artista que ha conseguido llegar a lo más alto del flamenco gracias a su constancia y arte, valorados y premiados en la ciudad murciana con una voz que piensa seguir derrochando por toda la geografía española. “Tengo muchos proyectos por delante y me encuentro muy ilusionado por todo lo que mes esta pasando en los últimos meses. Solo puedo estar orgullos y agradecido”, aseguró el cantante, que se encuentra muy emocionado tras recibir todos estos reconocimientos.