La nada

16 nov 2020 / 13:20 H.
Ver comentarios

A veces, pensamos que las tristezas vagas obedecen a un tiempo que pasa sin hacer herida porque duran poco y cualquier acontecimiento cuenta con la propiedad de derruirlas. Son, por ejemplo, esas tardes de domingo en las que ninguna película posee un argumento capaz de sustraernos de nuestra realidad y que, sin querer, nos inducen a masticar la idea de que las ganas de situarnos en otro espacio, hasta...

DIARIO JAÉN PURO ZUMO
Inicia sesión para seguir leyendo
Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis
REGÍSTRATE
        


Articulistas