Actualizado
jueves, 20 junio 2019
12:59
h
URGENTE

La Fiesta de los Jornaleros de Torres tuvo un colofón por todo lo alto. La delegada del Gobierno, Maribel Lozano, participó en la procesión. De esta manera, la máxima responsable de la Junta mostraba su apoyo a la petición cursada, meses atrás, por el pleno municipal para solicitar que la celebración sea declaración de Interés Turístico regional.

La fiesta fue organizada por los hermanos del Señor, un colectivo integrado, este año, por cinco parejas y un sacerdote. El relevo entre los responsables salientes y los entrantes se produjo también en la jornada final. El teniente de alcalde, Roberto Torres, valoró la alta participación y la buena organización en una cita festiva en la que el Ayuntamiento torreño presta su colaboración.

El domingo incluyó una alborada con repique de campanas, la recogida de los hermanos, una misa —a la que finalmente no pudo asistir el obispo—, una multitudinaria comida, la procesión del Cristo de los Jornaleros y una verbena, que precedió a la traca final. El miércoles hubo una ofrenda floral. El viernes destacó el pregón, a cargo de Miguel Tello. El sábado se continuó con pasacalles de gigantes y cabezudos y actividades lúdicas y musicales.

La celebración, una de las principales señas de identidad del municipio de Sierra Mágina, es antiquíma y constituye una de las fiestas principales de Torres. A la imagen se le atribuyen varios milagros.