Actualizado
lunes, 22 julio 2019
05:10
h
URGENTE

“Me odian porque he sido el mejor alcalde”

Juan Morillo
  • ELECCIONES. Juan Morillo fue alcalde de La Guardia durante 16 años.
    ELECCIONES. Juan Morillo fue alcalde de La Guardia durante 16 años.
Fue el ganador de las elecciones por quinta vez consecutiva en La Guardia, pero no consiguió revalidar su mayoría. Un pacto entre el PSOE y Ciudadanos lo ha dejado fuera de la Alcaldía 16 años después. Ahora, valora las negociaciones, en las que, como asegura, se pidió su cabeza, y hace balance del camino recorrido en su municipio bajo su mandato

—El cambio de Gobierno se confirmó en la toma de posesión de la nueva Corporación. ¿Qué lectura hace de los acontecimientos de los últimos días?

—Una hora antes de la reunión convocada el pasado jueves para la negociación, se nos comunicó que esta quedaba completamente rota. Entiendo que es una pena porque el partido que ganó las elecciones fue el PP y el candidato, Juan Morillo, con una diferencia de más de 200 votos, más del 2%. La derecha sumaba más del 60% y la izquierda, el 40%, el lugar de la oposición. Cuando no hay una mayoría, hay que dialogar y llegar acuerdos de gobernabilidad y de gestión. Pero en ningún momento se ha hablado de eso. En las dos reuniones que mantuvimos, la única premisa que se puso en la mesa es que Juan Morillo se fuera del Ayuntamiento. Pero yo me debo a mi partido y, sobre todo, a la multitud de personas que han venido a apoyarme como alcalde durante 16 años.

—La única línea para la negociación entonces era que se marcharla y dejara el Ayuntamiento, hasta como concejal, ¿no?

—Se ha dado la Alcaldía a una formación perdedora, con una diferencia de más de 600 votos con el centro-derecha, el que representa Ciudadanos y el Partido Popular, todo por una obsesión, y hasta odio, hacia mi persona. Nunca había entendido por qué un aficionado del Barcelona odiaba a Cristiano o uno del Madrid a Messi, y ahora lo sé: porque son los mejores. A mí me odia un grupo de personas de Ciudadanos porque he sido el mejor, he ganado cinco elecciones consecutivas, cuatro por mayoría absoluta. Ahí queda. Y en este pueblo hay un dicho muy popular: que cada palo aguante su vela.

—Los números y la ley electoral es así. Si suman, suman.

—Ya, son muchos los acuerdos entre el PP y Ciudadanos. En Andalucía se demostró. Pero lo que pasa en la Guardia es que prevalece el odio de determinadas personas, dos o tres, de Ciudadanos y en las que no está su candidatura, hacia Juan Morillo. Es un rencor infundado. Yo recibo el calor a diario de más de 1.000 personas, de mi gente y mi familia, y de personas humildes, que me han llegado a llorar preguntándome que ahora qué va a pasar con ellos.

—Ciudadanos como llave en muchos ayuntamientos apostó por el cambio y, en La Guardia, después de 16 años con el mismo alcalde, fue lo que pidieron, su renuncia. ¿Ha sentido el apoyo de su partido y tiene la disposición de afrontar la legislatura en la oposición?

—Seguro. Tengo que defender a 1.300 personas que me han apoyado. Estaré al frente de la oposición, no voy a renunciar, porque aquí el partido tiene vida, de hecho, más que el resto. Acepto esta situación, pero no cómo se ha hecho.

—¿Y cómo afrontará esta nueva situación? Ha estado en primera línea en la transformación de La Guardia en este tiempo.

—Cada año, hacemos un regalo a todos los niños nacidos, y me voy dándole becas para la universidad a los que ya conocí recién llegados al mundo. Y a lo largo de toda su vida escolar los hemos apoyado con políticas sociales y educativas. Lo que espero que ahora se respete, que no lleguen a destruir el camino. Yo ya dije que esta sería mi última legislatura, por mi edad, tiempo en el que dejar a personas que siguieran una política que ha conseguido un Ayuntamiento sin déficit y que dejo con alrededor de seis millones en inversiones para la nueva legislatura, para proyectos como la depuradora de aguas residuales, el arreglo del Castillo, un aljibe de agua potable, la recepción de la carretera nacional y el enlace de la autovía con el visto bueno, a la espera del proyecto.

—Vigilará que se ejecuten, ¿no?

—Voy a vigilar y voy a exigir, a pedir explicaciones si todo lo se queda aquí no se realiza. Yo he trabajado, me he sentado en Madrid con secretarios de Estado, con el presidente de la Junta. Espero que nos sigan tratando bien, yo haré lo que pueda, porque lo primero es nuestro pueblo y yo soy una persona católica, que no odio a nadie, aunque me hagan mucho mal. Y lo digo después de que se me pusieran 93 demandas y me pidieran cárcel.

—¿Se queda en la oposición con la conciencia tranquila y la sensación del trabajo bien hecho en estos 16 años?

—Sí. He transformado La Guardia en uno de los mejores pueblos de la provincia, con la renta per cápita más alta, con equipamientos, sin deuda, con remanentes e inversiones. El que piensa en destruir odia al que hace las cosas bien.

El tiempo - Tutiempo.net