Actualizado
lunes, 22 julio 2019
01:36
h
URGENTE

El primero de muchos. Decía Platón que lo que “se mueve por sí mismo es inmortal”, frase que se escuchó durante el acto institucional en honor de la conmemoración del primer centenario de la cooperativa San Francisco en Albanchez de Mágina. En esta historia particular, el mérito lo tienen cientos de personas, agricultores que durante más de cien años han labrado con sus manos la tierra de Albanchez, a pesar de las empinadas cuestas, del terreno complicado, todos ellos son los que han hecho posible que las generaciones que habitan en el municipio rodeado por los picos más altos de la provincia estén de celebración. Y son ellos también los que han provocado que el municipio se mueva, tenga vida y, con el permiso de Platón, la cooperativa San Francisco sea “inmortal”. Se trata de una conmemoración ejemplar, pues cien años en un sector vital para la provincia, pero con importantes cambios a lo largo de los años, es más que meritorio.

Para festejarlo se prepararon diversas actividades. Una de ellas fue un acto institucional que estuvo presentado por Francisco Laguna. El primero en intervenir fue el alcalde, Diego Fernández, en el que fue su primer acto como tal tras hacerse con el bastón de mando el pasado mes de mayo. “Se acercan nuevos retos y tendremos que luchar por nuestra tierra”, manifestó el alcalde. El relevo lo tomó el presidente de la cooperativa, Eufrasio Ortiz, que pronunció un discurso muy aplaudido por los asistentes. En él llamó a la lucha, recordó que son un municipio con unas características especiales y aclamó a “la unión de todos” para poder seguir sumando años, aunque destacó que se pueden sentir muy orgullosos de la labor realizada hasta ahora, de los resultados obtenidos y de la calidad del aceite.

La siguiente en intervenir fue la delegada de Agricultura, Soledad Aranda. “Desde las administraciones os abrimos las puertas ante una posible fusión entre las dos cooperativas existentes en el municipio, pues en la unión está la clave”, aseguró Aranda. En esa misma línea, se manifestó también el presidente de la Diputación, cuyas palabras fueron apoyadas por la mayoría. “Este centenario debe servir para hacer balance de los conseguido hasta ahora, del propio presente, pero especialmente de los pasos que debemos dar de cara al futuro”, comenzó Reyes. “El sector ha cambiado mucho en los últimos años y hay que adaptarlo a las nuevas circunstancias. Desde las administraciones debemos luchar para que en la próxima Reforma Agraria haya municipios como Albanchez, con unas características especiales, que reciban más apoyo, pues lo necesitan más que otras zonas”, aseguró. También tuvo unas palabras para el papel activo que deben tomar los propios agricultores: “sois vosotros los que tendréis un papel esencial en el futuro del aceite, vuestra unión, si existen dos cooperativas en Albanchez y no se juntan, imaginaos lo difícil que será poner de acuerdo a todas las que operan en la provincia, por lo que os animo a unir esfuerzos y a luchar juntos por el gran tesoro de nuestra tierra”. También intervino la subdelega del Gobierno, Catalina Madueño, que destacó la singularidad de una celebración como el centenario de la cooperativa San Francisco, y aseguró que “es todo un ejemplo para el resto de sociedades de la provincia”. “Queda mucho por hacer para que las próximas generaciones puedan seguir viviendo de nuestro paisaje”, manifestó.

Tras ello, el acto continuó con el reconocimiento a personas relevantes en la cooperativa. Entre los galardonados estuvo Hermenegildo Cruz, técnico responsable de la D. O. en la cooperativa; Manuel Jesús Sutil, gerente de la D. O. Sierra Mágina; Ángel Lanzas, el socio más antiguo de todos los que forman parte de la cooperativa San Francisco que además protagonizó uno de los momentos de mayor emoción; los hermanos Forcat, por la mayor contribución en la cosecha de aceite; Nicolás Navidad, socio y autor del libro “Olivos y aceite y almazaras de Albanchez”, que además es el cronista del municipio. Pero los actos no acabaron ahí y continuaron con una conferencia de Jesús Rodríguez, catedrático de Filosofía, y otra de Antonio Guzmán, ingeniero agrónomo. Por último, se presentó el libro de Nicolás Navidad. Una cita especial, que terminó con un aperitivo entre los presentes y un pasacalles de la banda por las principales calles del municipio, porque cien años no se cumplen todos los días.

los premiados

Hermenegildo Cruz. Galardonado por ser el técnico responsable de la denominación de origen Sierra Mágina.

Manuel Jesús Sutil. Reconocido por ser el gerente de la D. O. Sierra Mágina.

ánGEL LANZAS. Socio más antiguo de todos los que forman parte de la cooperativa.

Hermanos Forcat. Mayor contribución de la cosecha

Nicolás navidad. Autore del libro “Olivos, aceites y almazaras de Albanchez”