Actualizado
lunes, 15 julio 2019
22:12
h
URGENTE

Un jiennense recorre a pie 220 kilómetros para visibilizar la lucha contra la ELA

Ver comentarios
|
22/06/2019
  • Miguel Ángel Palomino, a su llegada a Torredonjimeno.
    Miguel Ángel Palomino, a su llegada a Torredonjimeno.

El jiennense Miguel Ángel Palomino, ha recorrido a pie los 220 kilómetros que separan Sevilla de Torredonjimeno para hacer visible la lucha de enfermos de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y de sus familiares.

La delegada de la Junta en Jaén, Maribel Lozano, ha sido la encargada de recibir a este jiennense al final de su reto, acompañada por enfermos y familiares de ELA, como Antonio Madero, la presidenta de la Asociación de Enfermos y Familiares de ELA, Isabel Molina, y decenas de tosirianos, según recoge la Delegación en una nota de prensa.

Miguel Ángel Palomino emprendió su reto el 19 de junio desde la puerta del Palacio de San Telmo, sede del Gobierno autonómico, donde fue recibido y respaldado por el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre.

Al final del recorrido, Lozano ha afirmado estar "muy orgullosa" de Isabel y Antonio, ya que "le ponen cara a la enfermedad". Así, ha expuesto que este reto solidario y las jornadas que desarrolladas sirven para visibilizar el día a día y "evidenciar las necesidad de poner medios y recursos que permitan paliar el desarrollo de la enfermedad a través de la investigación y procesos que les faciliten el día a día de los afectados".

Además, la delegada de la Junta aplaudió la iniciativa porque "Miguel Ángel ha asumido un reto" que "ha hecho que esta enfermedad tenga mucha visibilidad". "Queremos que se conozca y dejar claro que estamos al lado de los enfermos y de los familiares. Estoy muy contenta por estas jornadas. Queda mucho por hacer, pero la Junta de Andalucía deja claro el compromiso para luchar contra esta enfermedad y poner medios para facilitar el camino de las personas que la sufren", ha subrayado.

Por otro lado, Miguel Ángel a su llegada ha indicado que la experiencia "ha sido increíble" por el "gran reto" que suponía para "dejar claro que la investigación no puede parar para que se vea una luz al final del túnel".