Un grato mensaje de esperanza

Canena celebra la eucaristía en honor de San Juan en tiempos de la covid-19

25 jun 2020 / 16:37 H.
Ver comentarios

La gente todavía está muy asustada y hacen bien en estarlo y mantener la calma”, estas fueron las palabras del párroco de Canena, Jérémie Djob Li Biem, al ser preguntado por cómo se están viviendo estos días en el municipio de La Loma. Hace pocos días que se conoció la noticia que toda la comarca suspendía sus ferias y fiestas estivales siguiendo con la recomendación del Ministerio de Sanidad y cumplir con las medidas decretadas en esta emergencia sanitaria por la covid-19.

Antes de la celebración de la eucaristía en honor de San Juan Bautista, que fue retrasada 30 minutos por las altas temperaturas que atraviesa la provincia esta semana, Diario JAÉN habló con el sacerdote del municipio para conocer un poco más como estaban viviendo la pandemia sus parroquianos. Cabe recordar que Canena es uno de los pueblos de la provincia que no ha registrado ningún contagio por covid-19, por lo cual no han tenido que lamentar ninguna víctima de este virus que es letal para la gran mayoría de los grupos de riesgo. Jérémie Djob habló con nostalgia de la gran fiesta que se vivió el pasado 2019 tanto en la víspera de San Juan como en este señalado día, algo que lamentó no es posible que ocurriera este año. Comentó la tradición de las hogueras y una iglesia completamente a rebosar y llena de alegría.

“Este año tiene que ser diferente, no hay ninguna actividad programada salvo esta eucaristía y contamos con todas las medidas de seguridad. Los bancos son grandes y respetan la distancia y tenemos gel hidroalcohólico en la entrada y cuando se va a recibir la comunión”, explicó.

La eucaristía, pese a solemne, tuvo un mensaje ciertamente esperanzador. No obstante, el párroco también llamó a la serenidad en estos días en los que captan la atención de todos noticias como la de días pasados de macrofiestas en playas y establecimientos de restauración que no cumplen con las medidas de seguridad tan importantes para no extender el virus. El sacerdote transmitió ese mensaje de austeridad que proclamaba el propio San Juan Bautista y lo trasladó a estos días en los que es tan necesario escuchar a los expertos y no caer en la tentación de pensar que ya se ha superado el virus y la pandemia que ha asolado a tantos y tantos países es una cosa del pasado. Día a día, con los últimos rebrotes, se demuestra que esto desgraciadamente no es así. Jérémie manifestó su repulsa hacia estas informaciones y sus protagonistas, las personas insolidarias que corren el riesgo de contagiarse y contagiar al resto. Este mensaje también lo trasladó dentro del templo. Es muy importante concienciarse y tener claro la magnitud de lo que ocurre. No obstante, esto no fue lo principal, ya que es momento de hablar de esperanza, de caminar juntos en una misma dirección para volver a la verdadera normalidad. Así fue la eucaristía de Canena, similar a la de muchos otros lugares en los que se homenajeó ayer a San Juan, porque, en familia, todo es posible.

Diario JAÉN
Provincia