Un comienzo de altura para el Festival de Música Antigua

La Orquesta Sinfónica y Coral Sinfónica de Baeza y la Agrupación Coral Ubetense, unidas por el festival

24 nov 2019 / 16:32 H.
Ver comentarios

E l auditorio del Hospital de Santiago, uno de los espacios más emblemáticos del renacimiento, acogió el magno concierto inaugural de la vigésimo tercera edición del Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza. Bajo el lema “Italia global” la cita cultural ha programado una serie de conciertos representativos de las relaciones transnacionales entre el país transalpino, la Península Ibérica y el Nuevo Mundo.

Una actuación que estuvo protagonizada por la Orquesta Sinfónica Ciudad de Baeza, la Coral Polifónica de Baeza y la Agrupación Coral Ubetense —en un año muy espacial para la formación pues celebra el cuarenta aniversario de su fundación—. La Ciudad de Baeza estuvo dirigida por la batuta de Abdón López Santos, mientras que la Coral Polifónica de Baeza y la Agrupación Coral Ubetense fueron dirigidas por Antonio Carmona y Ramón Ramos, respectivamente.

En cuanto al repertorio del concierto se refiere la influencia de la música italiana estuvo presente durante toda la actuación, como reza en el lema del concierto “Dell´orchestra e del coro: influencia de la música italiana en la española”. El concierto estuvo dividido en dos partes, la primera de ellas dio comienzo con la Orquesta Sinfónica Ciudad de Baeza” interpretando una obertura de Alessandro Scarlatti. Mientras que la se segunda se inició con una pieza similar, aunque en esta ocasión de autor español, la obertura “Los esclavos felices”, una pieza de Juan Crisóstomo Arriaga.

La Agrupación Coral Ubetense fue la protagonista de la primera parte, pues ofreció un número para coro sin acompañamiento “o magnum mysterium y una selección del Gloria RV 589 con la Orquesta Sinfónica Ciudad de Baeza. Mientras que la segunda parte tuvo el mismo formato, pero en esta ocasión, con la Coral Polifónica de Baeza como protagonista.

Una edición que toca techo, como afirman desde la organización, en cuanto al número de actuaciones programadas, cuarenta y dos conciertos en diecinueve localidades de la provincia jiennense, de los que veintitrés tendrán como sede las ciudades patrimoniales de Úbeda y Baeza. Aunque el grueso de las actuaciones se desarrollarán en los tres días del Puente de la Constitución-Inmaculada, jornadas en las que el público podrá disfrutar de quince conciertos, en distintos espacios singulares de Úbeda y Baeza, pues desde sus comienzos el festival apostó por poner en valor el rico patrimonio monumental de ambos municipios de La Loma.

Además en los últimos años esta puesta en valor se ha extendido a otras localidades de la provincia jiennense, gracias al ciclo “La música en los monumentos de Vandelvira”, que recorre la provincia entre el 8 de noviembre al 8 de diciembre, con lo que llevan la música antigua hasta diecinueve municipios, entre los que se encuentran, por ejemplo, Cazorla, Orcera, Rus y Sabiote.



Úbeda