URGENTE

Solidaridad para cuidar niños

Más de mil escolares asisten a los conciertos ofrecidos por alumnos y profesores del “María de Molina”

Intensísimas las últimas semanas del trimestre para los profesores y alumnos del Conservatorio Profesional de Música “María de Molina”. Y es que a las ya típicas audiciones que los estudiantes ofrecen, preparadas por su profesores para mostrar los avances en sus especialidades, se suman los conciertos de coro o de agrupaciones y otras iniciativas, como la segunda edición del Ciclo Solidario, conciertos didácticos y una jornada de puertas abiertas.

En cuanto a Ciclo Solidario, se trata de una iniciativa que tiene como objetivo llevar la educación a niños de países de África, como Senegal. La idea surgió el año pasado desde el departamento de Clarinete. Por ello, los profesionales de esta especialidad ofrecieron una serie de conciertos, en los que se colocó una hucha para que los asistentes depositaran su donativo. El objetivo era apadrinar a un niño y se consiguieron fondos para poner en marcha esta acción con tres menores. En la presente edición, a los conciertos ofrecidos por los profesores de Clarinete, se sumaron otras actuaciones como el Ensemble de Clarinetes “María de Molina”, las orquestas de flauta, guitarra, guitarra, cuerda, violonchelos y saxofones. Además, hubo un concierto ofrecido por profesores de distintas especialidades de este conservatorio. Todo un éxito que ha vuelto a conseguir el objetivo que perseguían, que la música pueda proporcionar educación a tres menores que responden a los nombres de María Andrea, Etienne y Georgette. Se trata de niños con una vida complicada, pues padecen enfermedades que, por la situación económica de sus familias, difícilmente son tratables.

Asimismo, el pasado jueves y viernes, el salón de actos del centro acogió la primera fase del Concurso de Jóvenes Intérpretes “María de Molina” a la que se presentaron más de medio centenar de alumnos. Una actividad que tiene como objetivo mostrar el talento de estos músicos del conservatorio, además de proporcionarles tablas para ofrecer conciertos o actuaciones en un futuro más o menos próximo. Además, esta semana, profesorado y alumnado ofrecieron varios conciertos didácticos, bajo el título “Mi conservatorio, un lugar mágico”, con el objetivo de difundir la belleza de la música, así como presentar las especialidades instrumentales, tanto básicas como profesionales que se imparten en el centro a los asistentes. Igualmente, en la jornada de ayer, el “María de Molina” llevó la ya tradicional Jornada de Puertas Abiertas, que se desarrolló en la Casa de las Torres, que es una de las tres sedes que en la actualidad tiene el conservatorio. Aquellos que quieran formar parte de la comunidad del centro están a tiempo, pues el plazo de inscripción está abierto durante todo el mes de abril.