Actualizado
domingo, 21 julio 2019
14:10
h
URGENTE

Las encajeras celebran su Encuentro Nacional

Más de medio millar de encajeros se dan cita en Los Cerros
  • TRADICIÓN. Un grupo de encajeras realizando labor durante el Encuentro Nacional Ciudad de Úbeda.
    TRADICIÓN. Un grupo de encajeras realizando labor durante el Encuentro Nacional Ciudad de Úbeda.

El patio del Hospital de Santiago acogió la vigésima edición del Encuentro Nacional de Encajes “Úbeda, Ciudad Patrimonio de la Humanidad”, una cita organizada por la Asociación de Encajeras “Ciudad de Úbeda”, en colaboración con el área de Participación Ciudadana. Iniciativa, que además cuenta con el apoyo de distintas casas comerciales tanto nacionales como internacionales.

Una cita más que consolidada y de las de mayor prestigio que se realizan en el sur de España, como pone de manifiesto que alrededor de doce grupos hayan quedado en lista de espera, pues el aforo del patio del Hospital de Santiago solo da para acoger a umas quinientas personas.

Hasta la ciudad patrimonial llegaron grupos procedentes de distintos puntos de la provincia jiennense así como de otras provincias andaluzas y del resto de España. Un jornada festiva en la que los inscritos pudieron disfrutar de música en directo, sorteos y reconocimientos para el grupo más numeroso, el más lejano--que este año viene de Lugo-- y para los hombres que han participado en la cita.

Además tanto el público como los asistentes pudieron disfrutar de una exposición de las obras de arte que con sus manos a lo largo del año crean las integrantes de la asociación de encajeras de la ciudad. Además también hubo un taller de de frivolité, un tipo de encaje francés que la asociación de encajeras ubetenses se ha encargado de potenciar y dar a conocer en el mundillo, durante los últimos años, y otro de patchwork. Asimismo los inscritos pudieron adquirir todo tipo de material para realizar bolillos en la zona comercial que todos los años se instala en el patio de la biblioteca. Una cita con carácter solidario, pues también se instaló una mesa para recoger alimentos no perecederos.