Actualizado
jueves, 20 junio 2019
13:36
h
URGENTE

Turismo bajo las estrellas

La Sierra de Andújar está certificada como Reserva y Destino Starlight
Ver comentarios
|
23/05/2019

El cielo que cubre las noches en Andújar está lleno de joyas que pueden brillar gracias a la ausencia de contaminación lumínica. En 2014, Sierra Morena fue declarada como Reserva Starlight, y en consecuencia, también el parque natural iliturgitano. Así, contemplar la noche andujareña es todo un privilegio que ayuda, además, al fomento del turismo astronómico.

Puro, limpio y oscuro. Así es el cielo nocturno que se puede contemplar en el municipios. Un horizonte penetrante que cautiva a todos aquellos que elevan su mirada en busca de las estrellas. La Sierra de Andújar ofrece, además, un punto de observación astronómica situado en el mirador de Mingorramos. En él hay instaladas una serie de señales interpretativas que ayudan a entender y conocer mejor qué se puede ver en el cielo. Asimismo, también cuenta con señales direccionales para orientar la observación astronómica.

El certificado de Reserva y Destino Turístico Starlight fue otorgado, en 2014, por la Fundación Starlight, dependiente del Instituto de Astrofísica de Canarias, y que viene avalada por la Unesco y por la Organización Mundial del Turismo. Con esto, la institución busca fomentar la conservación activa del cielo nocturno mediante la puesta en valor del mismo como recurso turístico sostenible y de calidad.

Como curiosidad, Sierra Morena es el Destino Starlight más grande de todo el mundo. Por ello, zonas como la de Andújar son idóneas para practicar actividades de observación del firmamento. Además de la sierra jiennense, esta reserva se extiende por más de 400 kilómetros a lo largo del norte de las provincias de Córdoba, Sevilla y Huelva. Así, llega hasta un total de 57 municipios andaluces a través de 400 mil hectáreas que engloban 6 parques naturales: Sierra de Andújar, Despeñaperros, Cardeña y Montoro, Sierra de Hornachuelos, Sierra Norte de Sevilla y Sierra de Aracena y Picos de Aroche. En estas zonas, más del 60% de sus noches están despejadas y la oscuridad de su cielo nocturno es perfecta.