URGENTE

Torbe “escapó” del porno en Jaén

La productora quiere borrar la huella de “Remigio”, una serie rodada en Linares
Ver comentarios

El productor de cine porno Ignacio Allende, “Torbe”, encarcelado por su presunta implicación en una red de explotación sexual e implicado en el escándalo los futbolistas David de Gea e Iker Muniaín, buscó en Linares alejarse de su perfil más convencional. Sin embargo, fracasó. La serie “freak” que grabó en la ciudad minera, y en la que participaron actores de la provincia fue uno de sus últimos trabajos antes de ir a prisión. Ahora, solo meses después de lanzar el capítulo final, la productora quiere borrar todo rastro de su paso por Jaén.

Antes de su reclusión, Torbe buscó otro registro diferente a sus trabajos más conocidos, de porno profesional pero en un ambiente “amateur”. Hoy, quienes trabajaron con él en “Remigio” recuerdan el aire distendido de aquel verano de 2015. Que ahora esté en chirona el autor de la obra provoca reacciones: la prudencia de quienes rememoran aquellos días y cierto tono de misterio en la serie, casi dilapidada en la Red.

“Lo que me molesta es eso: cuando grabamos nadie se acercó a preguntarnos. No había interés de los medios. Después de lo que le ha pasado, sí parece que interesa. Me da rabia que haya gente que empieza a consumir lo que hicimos solo por morbo”, explica, indignado un integrante de la plantilla, vecino de Linares. Un dato concuerda con su apreciación: la web de la productora Putalocura —reúne trabajos de Torbe, pero no “Remigio”— recibe más visitas desde que el creador está preso. ¿Qué llevó al cineasta en concreto a Linares? “Lo conocíamos desde hacía tiempo. Fue, también, por una cuestión de operatividad: sabía que aquí la gente podría sumarse a las escenas”, manifiesta.

La idea surgió con cierta anarquía, desde ese ímpetu del famoso productor por encontrar un sello distinto. Youtube era el destino principal de la ficción. “No podía tener contenido erótico. Era un producto entre amigos. Torbe vino aquí para hacer otras cosas al margen de sus trabajos convencionales”, señala. “Buscaba un estilo similar al de la película ‘Torrente’. Quería acercarse al cine de Santiago Segura, pero todo muy ‘freak’, humor absurdo”, confirma un actor que, como todos los consultados por este periódico, prefiere mantenerse en el anonimato.

En “Remigio”, Torbe encarnó a dos personajes: al protagonista homónimo, un hombre de dentadura imposible y habla gangosa que vuelve a la casa familiar tras décadas de ausencia, y a Damián, un sacerdote que imparte clases entre tacos y aspavientos. En efecto, lo que queda en internet de la obra —aún hay capítulos disponibles en la plataforma gratuita “Vimeo”— casa con la descripción de los participantes: la historia alocada y extraña.

“El rodaje era divertido y no tenía nada que ver con el porno. Los capítulos se grababan independientemente, en tiempos libres, a lo largo de medio año”, dice a Diario JAÉN una actriz madrileña. Hubo más féminas que se unieron al proyecto de la mano de Torbe. Esta intérprete ratifica que “Remigio” se hizo entre Linares y Madrid. Ella solo trabajó en la capital. Apunta que lo hizo por “pasarlo bien”, pues no cobró por su papel. El vasco apenas vino a la provincia.

De las ganas del autor por hacer “algo diferente” se empieza a tejer un producto que, desde su génesis, apuntaba a “serie rápida”, liviana, de menos de una docena de capítulos de unos diez minutos. Torbe aprovechó sus viajes a Linares para ser “uno más” y degustar las tapas. Las cuentas en redes sociales creadas para promocionar “Remigio” funcionaban hasta hace solo unas semanas. Ahora ya no queda rastro de aquel proyecto.