Actualizado
lunes, 19 agosto 2019
21:47
h
URGENTE

La denominación de origen del aceite cumple 40 años

El consejo regulador certifica los caldos con categoría de vírgenes extra
  • CALIDAD. El consejo regulador realiza cursos de catadores de aceite y además tiene un panel específico.
    CALIDAD. El consejo regulador realiza cursos de catadores de aceite y además tiene un panel específico.

La Denominación de Origen Protegida Sierra de Segura, del aceite de oliva virgen Extra cumple en el presente año su cuarenta aniversario. El consejo regulador que certifica los zumos con este marchamo de calidad tiene como objetivo, a lo largo de 2019, poner en valor esta figura de calidad, como herramienta imprescindible para diferenciarse en un mercado cada vez más globalizado y competitivo. La realidad es que mientras otros productos no pueden, o no desean dar a conocer su procedencia, el proyecto segureño camina por medio de un fin concreto, trasladar a los consumidores una calidad siempre garantizada.

Con la publicación en el Boletín Oficial del Estado de la Orden del Ministerio de Agricultura de fecha 9 de noviembre de 1979, mediante la cual se reconocía de manera provisional esta Denominación de Origen, comenzó la andadura de la denominación oleícola más antigua de España. Anteriormente se había reconocido otras dos en la comunidad catalana, Las Garrigas (Lérida), en 1975, y Siurana (Tarragona), en 1977.

Los comienzos para llevar a cabo el proceso de nacimiento del proyecto fue fruto de un largo trabajo previo del bromatólogo y farmacéutico José Bautista de la Torre, considerado padre de esta iniciativa jiennense, que empezó a caracterizar en la década de los 70 los aceites de esta comarca de la Sierra de Segura, en vertientes distintas pero complementarias.

Por un lado, su implicación en la salud y el vigor de la sociedad serrana, eminentemente agrícola y consumidora en exclusiva de aceite de oliva virgen y, por otro lado, sus peculiaridades químicas y sensoriales por proceder de un olivar de montaña. Bajo el liderazgo de José Bautista, afincado en el municipio de La Puerta de Segura, el sector público y el privado con intereses en el aceite de oliva de la comarca llegaron a una clara conclusión, la necesidad de reconocer y proteger los vírgenes extra de la zona. Bautista, quien falleció, a los 84 años, el 8 de noviembre de 1999, se ganó el reconocimiento internacional por sus trabajos de investigación. Licenciado en Farmacia por la Universidad de Madrid, inspector farmacéutico, bromatólogo, analista clínico y alimentario e investigador, el padre de la iniciativa que alcanzará cuatro décadas en cuestión de meses destacó por contar con su propio laboratorio. Su labor resultó fundamental en la consolidación y el posterior éxito de la denominación de origen segureña.

La altitud y la variedad picual, como grandes características