Actualizado
martes, 20 agosto 2019
01:35
h
URGENTE

Adiós con dolor en la despedida

El joven cuyo cadáver fue encontrado después de un mes desaparecido fue enterrado ayer en Cortijos Nuevos
  • CONMOCIÓN. Parroquia de San Rafael Arcángel de Cortijos Nuevos, donde se celebró el funeral de entierro.
    CONMOCIÓN. Parroquia de San Rafael Arcángel de Cortijos Nuevos, donde se celebró el funeral de entierro.

Dolor y un silencio sigiloso, imaginariamente no cabía un alfiler en la parroquia de San Rafael Arcángel, de Cortijos Nuevos, en la despedida a Christian, el joven de 18 años desaparecido hace 37 días y cuyo cuerpo sin vida fue encontrado el pasado sábado cerca de la población segureña. El funeral de entierro estuvo presidido por el párroco de Hornos de Segura, Victoriano Martínez, y concelebrada por el arcipreste de la Sierra de Segura, Sebastián Moreno, y los sacerdotes Jaime González, Eduardo Navío y Cándido García. Palabras de ánimo en el templo durante la homilía hacia la familia, y de recuerdo por parte de amigos y amigas de Chistian que desde el altar mayor le brindaron unas sentidas palabras de recuerdo, entre lágrimas.

Desde ayer, los restos mortales del joven de Cortijos Nuevos reposan en el cementerio local, después del funeral y el velatorio, que durante la noche de Reyes tuvo lugar en el tanatorio del municipio de Orcera, donde no pararon de producirse muestras de dolor por su pérdida.

La víspera de la Epifanía, la noticia del hallazgo de un cuerpo sin vida, sobre las 16:30 horas, por unos cazadores corrió como la pólvora. Aunque hasta las 21:00 horas, oficialmente, no se certificó que la identidad de la persona hallada era la de Christian, extraoficialmente los datos que se aportaban hacían sospechar que se trataba del joven desaparecido. La autopsia practicada al cuerpo, al día siguiente, volvía a confirmar la identidad del fallecido, en el Instituto Anatómico Forense de Jaén, donde el informe forense refleja que el cuerpo no presentaba ningún rastro de violencia.

El hallazgo fue advertido por unos cazadores tras la alerta de uno de los perros, que quedó rezagado y ladrando. Después de alertar a la Guardia Civil, la autoridad judicial procedió al análisis y levantamiento del cadáver, sobre las 21:00 horas. Muchas fueron las hipótesis que surgieron tras la desaparición del joven el día 1 de diciembre. Esperanza Chinchilla, alcaldesa de Segura de la Sierra, destaca: “Había muchas hipótesis abiertas, teníamos la esperanza de que, al ser un chico tan joven, hubiese optado por irse y hacer su vida en otro sitio; dentro de la gravedad lo han encontrado, podemos estar tranquilos y hacer un duelo como se merecen él y su familia”, concluyó.