URGENTE

Segunda jornada de los tradicionales encierros

La ganadería “Valle-lindo”, del municipio albaceteño de Riopar, encargada de soltar a los dos erales

Continúan los tradicionales y concurridos encierros de Siles en los que, año tras año, decenas de vecinos salen a recorrer las calles del municipio con el objetivo de mantener viva una costumbre centenaria.

Durante la mañana de ayer, tras una habitual diana matinal en la que, a las ocho y media de la mañana, la Charanga “El Bombazo” despertaba a los sileños y avisaba del posterior acto, los vecinos de la población celebraron el segundo encierro de sus fiestas en honor de San Roque. Con unas calles abarrotadas en las que se respiraba el entusiasmo y las ganas de este acto, fueron dos novillos los que, un poco antes de las nueve y media de la mañana, se encargaron de hacer correr a los sileños más valientes por toda la villa. Un recorrido lleno de júbilo y entretenimiento que destacó por su puntualidad y, finalmente, terminó su trayectoria en la plaza de toros municipal. Los erales soltados pertenecían a la ganadería de “Valle-lindo” del municipio albaceteño de Riopar, una agrupación que lleva encerrado en Siles más de 10 años. Al igual que el primero, se trató de un encierro “limpio” en el que la actividad transcurrió con normalidad sin ningún herido a causa de los animales ni ningún incidente destacable. La tradición taurina de este pueblo, enclavado en la jiennense Sierra del Segura, es una de las más antiguas y ancestrales de los municipios españoles pues proviene del siglo XVI. Destacan en estos encierros su antaña manera de realizarlos pues, tal y como marca el método tradicional, los astados pastorean por el campo hasta llegar al pueblo donde corren por sus calles hasta llegar a la plaza.

La de ayer fue la segunda jornada de encierros de las fiestas estivales sileñas que comenzaron el pasado 12 de agosto con la proclamación de las Reinas, Damas de Honor y Míster y con el pregón de Ricardo Zamora Díaz. El pasado martes fueron tres reses bravas, de la misma ganadería, las que se soltaron en el encierro. Durante la jornada de hoy, día festivo en honor de Nuestra Señora de la Asunción, la tradición llegará a su máximo esplendor con la celebración de dos encierros. El primero de ellos, tras la habitual diana matinal, será, como es costumbre, a las nueve y media de la mañana con el encierro de dos novillos —uno de ellos comprado por la peña “La Caldereta” y otro adquirido por la peña “El Agua”—. La segunda cita taurina tendrá lugar a las cinco y media de la tarde con la suelta de dos reses bravas: una vaca y una novilla.

Además de la tradición taurina, completa la programación de las fiestas estivales sileñas una batería de actividades culturales y religiosas. El patrón del municipio, San Roque, recibirá su conmemoración mañana. Tras la solemne misa en honor del patrón, que se celebrará a las once de la mañana, el santo saldrá a pasear por las calles de Siles en una procesión hasta la ermita del municipio, acompañado de la banda de música de Arroyo del Ojanco.

Otra de las tradiciones que se llevarán a cabo mañana será el reparto de la carne de la caldera de San Roque. Una costumbre en la que, cada año, los habitantes de Siles bajan una vaca desde la plaza de toros hasta la ermita y su carne es cocinada durante toda la noche para, mañana, repartirla gratuitamente al terminar la procesión.

Verbenas populares amenizadas por orquestas, un espectáculo de caballos y flamenco, el XXII concurso de hacheros segureños y un “Gran Prix”, celebrado en la plaza de toros, son otras de las actividades que se añaden a la programación festiva que el Ayuntamiento de Siles ha preparado para sus vecinos. Una batería de actos, pensados para todos los públicos, que están consiguiendo la diversión y convivencia de todo un municipio completo.