Prenden fuego a una vivienda en Peal de Becerro tras la manifestación de protesta por el apuñalamiento mortal del joven

La familia de la comunidad gitana que la habitaba ya se había marchado e, inicialmente, no tiene vinculación con los hechos que se investigan por la muerte violenta del joven

19 jul 2022 / 08:40 H.
Ver comentarios

Un grupo de personas prendió fuego la noche de este lunes a la vivienda de una familia de la comunidad gitana de Peal de Becerro tras la manifestación de protesta por el apuñalamiento mortal del joven Álvaro Soto la madrugada del domingo, según ha corroborado en fuentes oficiales diariojaen.es., descartando que se trate de la vivienda familiar o de familiares de alguno de los detenidos. La familia que residía en la vivienda, inicialmente, no tiene relación con los hechos, según precisan las mismas fuentes. Fue uno de los incidentes provocados por el grupo —de unas 1.000 personas, también según las mismas fuentes consultadas– tras la finalización de la manifestación de repulsa por la muerte violenta del joven y en apoyo de su familia que comenzó a las ocho de la tarde en el municipio y discurrió sin ningún incidente. Los altercados sucedieron después. Primero volcaron hasta dos vehículos en la calle donde tenían su residencia algunos de los cuatro detenidos. La Guardia Civil intentaba contener al grupo y, como informa en su edición impresa de este martes Diario JAÉN, también tuvieron que intervenir los bomberos. En la secuencia de los hechos contrastada por este periódico en las mismas fuentes, primero se produjeron los vuelcos de los vehículos; posteriormente realizaron pintadas; a continuación sacaron enseres de la vivienda y finalmente le prendieron fuego. Los bomberos sofocaron las llamas. La Guardia Civil esta investigando lo sucedido tras la manifestación y, de momento, no hay ninguna detención al respecto. La vivienda siniestrada estaba ya desocupada desde el mismo lunes. Tras el apuñalamiento mortal las familias de los detenidos aguantaron en su interior hasta el mismo lunes y después las abandonaron, saliendo del municipio. Durante y después de la manifestación, la Guardia Civil había establecido un fuerte dispositivo de seguridad y controlaba las viviendas familiares de los detenidos. El grupo se desplazó hacia otra calle del municipio y allí prendió fuego la citada vivienda.

La Guardia Civil había detenido, tras la muerte violenta del joven, a cuatro personas. Este mismo lunes por la mañana dos de ellos fueron puestos en libertad sin cargos. El Ayuntamiento había emitido un bando condenando los hechos, además de declarar tres días de luto oficial y suspender todas las actividades municipales, trasladando sus condolencias a la familia.

Diario JAÉN
Provincia