Actualizado
sábado, 17 agosto 2019
11:15
h
URGENTE

Plan para ser más competitivos

La Junta se plantea “reprogramar” 800 millones para mejorar las empresas agrícolas
  • El nuevo plan agrario contribuiría a la estabilidad de las empresas agrarias y a mejorar las cuotas de mercado.
    El nuevo plan agrario contribuiría a la estabilidad de las empresas agrarias y a mejorar las cuotas de mercado.

El Consejo de Gobierno andaluz aprueba la formulación del Plan Estratégico para mejorar la competitividad del sector agrícola, ganadero, pesquero y agroindustrial y del desarrollo rural de Andalucía 2019-2022, cuya redacción se encargó a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible el pasado 19 de febrero, y con el que se plantea “reprogramar” 800 millones de euros.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, tanto el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Ejecutivo, Elías Bendodo, como la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, resaltaron la importancia del sector agroalimentario como “uno de los principales motores de la economía de la comunidad”, ya que aporta el 8% del PIB andaluz y el 10% del empleo. Además, el sector aporta más de una cuarta parte de la producción agraria nacional y las exportaciones agroalimentarias que se realizan desde Andalucía representan más del 24% de las que se llevan a cabo a nivel nacional. Desde el Gobierno andaluz defienden que “la dimensión de los retos futuros exige redoblar la apuesta por la mejora de la competitividad, reforzando su internacionalización y sostenibilidad, y mejorando aquellos aspectos en los que existe un gran camino por recorrer, como la simplificación administrativa, la incorporación de nuevas tecnologías o el relevo generacional”.

Como objetivo general del plan, la Consejería persigue “mejorar la cuota de mercado en España y en el exterior, y adaptar el potencial del sector a entornos cambiantes, de forma que se asegure el crecimiento a medio y largo plazo”.

En este sentido, entre los “retos” se encuentran “satisfacer una mayor demanda mundial de alimentos y de productos de mayor calidad y producidos de forma más sostenible, conseguir que dichos sectores sean más competitivos a nivel global y mundial, conservar la población y mejorar la calidad de vida en las zonas rurales e incorporar las nuevas tecnologías que cambiarán la manera de producir y de comercializar los productos”. Para la Junta, la búsqueda de la eficiencia productiva a través del progreso técnico y tecnológico, la innovación aplicada a la formación, la dotación de infraestructuras, la organización y la propia gestión de las empresas contribuirán a generar riqueza y empleo. Se ha definido un contenido mínimo del plan, que partirá de un análisis de la situación y un diagnóstico de los problemas que permita definir los retos y necesidades previos a determinar los objetivos estratégicos perseguidos. La programación del plan permitirá establecer las medidas a ejecutar, incluyendo el presupuesto y el cronograma para su ejecución.

Además, se fijará un sistema de seguimiento y evaluación, que dará lugar a un informe de evaluabilidad emitido por el Instituto Andaluz de Administración Pública. Igualmente, habrá una “evaluación ex” que permitirá optimizar las probabilidades de eficacia y eficiencia del plan y facilitar la rendición de cuentas a la ciudadanía. La consejera de Agricultura ha llamado la atención acerca de que el nuevo Gobierno de PP-A y Ciudadanos (Cs) se ha encontrado con que los fondos vinculados al Plan de Desarrollo Rural vigente en Andalucía —que son “fundamentalmente los que se utilizan” para este plan estratégico— “sólo se habían ejecutado en un 24%. Frente a ello, destaca que, en apenas dos meses, el nuevo Ejecutivo ha “ejecutado y pagado para el olivar 4,6 millones de euros; para jóvenes agricultores, 13,5 millones del periodo 2015-16; para comercialización, 10,4 millones; para recuperación de infraestructuras, 4,9 millones; para ecológicos, 2,7 millones, y para modernización, 8,1 millones. Además, la Junta está “desbloqueando y asignando ayudas”, según explicó Crespo; en concreto, “67,6 millones a lo que está demandando este plan, la agroindustria, con una propuesta de resolución que el sector está esperando hace mucho tiempo para pequeñas, medianas y grandes empresas y empresas del olivar”. La consejera indicó que este plan estratégico “nos pide reprogramar unos fondos que son fundamentales para el devenir del sector en Andalucía”, y que están “cifrados en 800 millones de euros que nos tiene que aprobar la autoridad de gestión, por tanto, la Unión Europea”.

El aceitexxa.

1

1

1

1

1

1

xxx