URGENTE

Petición para que restituyan las dos calles dedicadas al médico y empresario Federico Castillo Extremera

El nombre se cambió en Castillo de Locubín y la capital jiennense

El escritor, historiador y criminólogo Luis Miguel Sánchez Tostado acaba de dirigir al Ayuntamiento de Jaén un escrito en la misma línea que el remitido con anterioridad al de Castillo de Locubín. Su intención es que se restituyan las calles que tenía en ambos municipios el polifacético Federico Castillo Extremera. La denominación fue suprimida en la dictadura franquista.

Sánchez tostado afirma que la Administración local de Castillo, de donde era natural el ilustre jiennense, se ha comprometido, a través de su alcalde, el socialista Cristóbal Rodríguez, a restaurar la denominación y a proponer al pleno la concesión, a título póstumo, de la Cereza de Oro, máximo galardón que se otorga en el pueblo. Añade que en la ciudad de Jaén se está a la espera del acuerdo de la Corporación.

Según detalla Sánchez Tostado, Federico Castillo Extremera fue médico, escritor, músico, empresario, dramaturgo, diputado a Cortes, uno de los padres de la Constitución de 1931, concejal, presidente de la Diputación Provincial de Jaén, fundador y presidente de Izquierda Republicana, miembro de la Junta de Oficiales de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, presidente del Círculo Mercantil, de la Cámara Oficial de la Propiedad Urbana, de la Cámara de Comercio, de la Asociación de la Prensa, entre otros importantes cargos en Jaén. La petición coincide con la publicación de su ensayo “Morir por un ideal”, centrado en la historia de la familia Castillo García-Negrete. La obra bibliográfica, cuya puesta de largo fue días atrás en Castillo de Locubín, se presentará el próximo jueves, a las siete de la tarde, en la Biblioteca Pública Provincial de la capital. En el acto se hará un recorrido por las vidas de la familia castillera y espera la intervención del historiador Juan Cuevas Mata —prologuista del libro— y el cantautor Juan Muñoz.