Actualizado
viernes, 19 julio 2019
21:32
h
URGENTE

Nunca es tarde para aprender

La Escuela de Adultos Dolores González Osorio acoge un Taller de Prensa

Tiene 88 años, es la alumna con más edad del Centro de Adultos de Carchelejo y en sus ojos se puede apreciar unas inmensas ganas de aprender. Pudo ir lo justo a la escuela y, como ahora tiene oportunidad, no falta ni un solo día a sus clases. Su nombre es Paquita Baeza, una mujer que disfrutó con el Aula de Lectura que impartió en su pueblo Diario JAÉN. Se trata de un programa de alfabetización mediática, que promueve el periódico en colaboración con la Consejería de Presidencia de la Junta de Andalucía, que pone el acento en la lectura de la prensa en unos tiempos difíciles para el papel. La redactora jefa, Manuela Rosa Jaenes, fue la encargada de pronunciar una conferencia que, por un lado, fue teórica y, por otro, práctica. En ella dio un repaso por la historia de Diario JAÉN y, apoyada en fotografías antiguas, sorprendió al alumnado con las viejas herramientas con las, no hace tantos años, se hacía cada día un periódico. El alcalde de Cárcheles, Enrique Puñal, dio la bienvenida a los asistentes en una tarde de otoño en la que, sobre todo ellas —la mayor parte de los alumnos de las escuelas de adultos son mujeres—, participaron de forma activa en un Taller de Prensa en el que hicieron, incluso, su propia Portada. El profesor Antonio Luis Rodríguez les echó una mano con la ortografía. Y nada más. Porque de imaginación están sobradas estas vecinas de Carchelejo que llenan las aulas del Centro de Educación Permanente Dolores González Osorio.

Las participantes, entre las que se incluyen dos niñas que en ese momento leían libros en la biblioteca, disfrutaron con las imágenes del Archivo Histórico de Diario JAÉN. Recordaron momentos vividos, como la cogida de Manolete en el Coso de Santa Margarita, el triunfo de Marisol en un concurso de radio en la capital jiennense o la llegada de Santana Motor a Linares. Sin embargo, lo que más les gustó fue ver una fotografía antigua de Carchelejo.

Se identificaron, incluso, con aquellas máquinas de escribir con las que se redactaban antiguamente las noticias, las cámaras de fotografías de carrete o los teléfonos que algún día tuvieron en sus casas. Y, una vez acabado el repaso histórico por el apasionante mundo de la comunicación escrita, se animaron a elaborar una portada con la cabecera de Diario JAÉN. Les costó al principio, pero luego fluyó la escritura de tal manera que algunas no sabían cuándo parar. En el papel dejaron constancia de sus tradiciones, de sus inquietudes, de sus deseos y, sobre todo, de lo que bien que se vive en Carchelejo.