Actualizado
jueves, 20 junio 2019
22:01
h
URGENTE

Nuevos avances para la próxima apertura del hospital de Cazorla

La agencia pública Alto Guadalquivir gestionará la nueva infraestructura
Ver comentarios
|
10/01/2019
  • SANIDAD. Vista del Hospital de Alta Resolución de la Sierra de Cazorla, que gestionará “Alto Guadalquivir”.
    SANIDAD. Vista del Hospital de Alta Resolución de la Sierra de Cazorla, que gestionará “Alto Guadalquivir”.

Como agua de mayo” aguardan en Cazorla la fecha de apertura de su Hospital de Alta Resolución e inicio de consultas. “Que yo espero que no sea agua de mayo, sino de invierno”, dice el alcalde cazorleño, Antonio José Rodríguez, ante la posibilidad de que su puesta en marcha pueda ser una realidad en las próximas semanas, ya que la última fecha que anunció la Junta de Andalucía fue “principios de 2019”. Y, en este sentido, se acababa de hacer público un nuevo paso necesario para su apertura: El BOJA publica la orden de 28 de diciembre de 2018, por la que se establece el Hospital Alta Resolución “Sierra de Cazorla” y se le adscribe su gestión a la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Alto Guadalquivir. Así, esta nueva infraestructura tendrá una gestión similar a los tres hospitales de estas características que ya funcionan en la provincia: Segura, Alcaudete y Andújar.

La consejera de Salud en funciones, Marina Álvarez, firma esta adscripción del hospital Sierra de Cazorla a la agencia pública empresarial sanitaria Alto Guadalquivir, que será la encargada de dotar de personal al nuevo centro y el Servicio Andaluz de Salud establecerá los mecanismos necesarios para asegurar la coordinación entre este y el resto de centros y servicios del Sistema Sanitario Público de Andalucía. “Este era un paso necesario”, reconoce Rodríguez, que valora la normalidad con la que se avanza para que esta infraestructura entre en funcionamiento.

La Junta de Andalucía comenzó en noviembre el equipamiento de este Hospital de Alta Resolución. “El equipamiento y mobiliario se está instalando y revisando ya en las instalaciones del hospital. El trabajo es constante desde hace semanas”, explica el alcalde cazorleño. Movimiento que, reconoce, despierta el interés de los vecinos por conocer detalles de su apertura.

La puesta en servicio de este centro sanitario se realizará de forma gradual, abriendo primero las consultas y pruebas diagnósticas, posteriormente el área de hospitalización y las urgencias, y finalmente los quirófanos, con el objetivo de garantizar la seguridad del paciente “El protocolo de apertura es ese y, por lo que conocemos, no será diferente a la de otros centros hospitalarios. Lo importante es que ese ritmo sea constante y no se prolongue”, como reconoce. “Que iniciado el servicio en unas semanas, se realice en este mismo año sea la apertura completa”, asegura. “No pasará mucho tiempo sin que conozcamos una fecha de puesta en funcionamiento”, reflexiona.

Diez años de obras con varias paralizaciones

El nuevo centro sanitario acercará la atención especializada y urgente a los más de 28.000 habitantes de los siete municipios de la Comarca Sierra de Cazorla (Cazorla, Chilluévar, Huesa, La Iruela, Peal de Becerro, Quesada y Santo Tomé). Contará con una superficie de 9.214 metros cuadrados construidos, en los que se distribuirán servicios de urgencias, consultas externas, pruebas diagnósticas y la zona de hospitalización, y que permitirán cubrir unas previsiones anuales de atención de más de 27.000 consultas externas, 22.600 urgencias y un millar de intervenciones quirúrgicas.

La construcción del Hospital de Alta Resolución de Cazorla empezó a finales de 2009, pero un corrimiento de tierras como consecuencia de las intensas lluvias del invierno de 2010 obligó a la paralización de los trabajos para intervenir en los terrenos, de modo que se retomó a principios de 2012. Tras otro paréntesis debido a un problema de financiación por el marco de crisis económica, las obras se volvieron a reiniciar en mayo de 2013 después de que la Junta lograra modificar la procedencia de la inversión y financiarla a través de fondos Feder. Posteriormente, en marzo de 2016 sufrió otro parón, en este caso, para resolver cuestiones técnicas de urbanización que afectaban al entorno del edificio. Una vez solventadas, las obras se reiniciaron en marzo de 2017 y se ejecutaron ya hasta su finalización.