URGENTE

Música y alegría en las calles

Pasacalles de la Banda, una de las actividades de preferia más tradicional
|
12/08/2019

Una fiesta de interés turístico. Cuando media la quincena de agosto, el municipio de Carchelejo se transforma para acoger una de las citas más importantes del año, las fiestas en honor a la Virgen del Rosario. No se trata de unos festejos al uso, pues cuentan con una característica que los hace únicos, la representación de la batalla de moros y cristianos durante los días grandes, los próximos miércoles y jueves. En estas jornadas la imagen de la Virgen es tomada tras varios intentos infructuosos por el ejército moro en la procesión del día 14 por la tarde y es llevada al Castillo, construido de madera para tal propósito en la plaza. Por la mañana, los cristianos intentan asaltar el Castillo pero no lo consiguen, es cuando el rey cristiano manda una embajada que discute con el moro sobre la religión y la Virgen, terminando con una nueva escaramuza y la victoria de los cristianos. Los trajes son de vistosos colores, destacando los del ejercito cristiano, que lucen ramos de flores en sus sombreros. Curiosas son también las luchas entre los ejércitos, con unos movimientos que recuerdan antiguas danzas de paloteos.

Una cita a la que muchos acuden cada año por su originalidad y distinción. Tras ello, es el momento de lucir en procesión a la venerada Virgen del Rosario. “Son dos días muy especiales para los vecinos del municipio que acuden hasta Carchelejo para compartir las fiestas, muchos de ellos viven fuera todo el año y sacan un hueco cada mes de agosto”, asegura el alcalde, Enrique Puñal.

Sin embargo, antes de los días grandes, son muchas las actividades que se realizan en el municipio para preparar el cuerpo a vecinos y visitantes. “Normalmente intentamos preparar una programación similar de un año para otro donde primamos la tradición”, manifiesta Puñal. En el día de ayer se realizó un pasacalles donde los protagonistas fueron los músicos de la Banda que pasaron por los domicilios de los nuevos integrantes para recogerlos y llenar las calles de música y alegría desde Cárchel a Carchelejo, pues pasaron por ambos territorios. Una actividad prevista para las ocho de la tarde que se vio retrasada por la triste pérdida de un vecino. También hubo momento para el culto religioso con el tradicional triduo, ofrecido a las familias. Para hoy, hay previsto un nuevo triduo, en esta ocasión en honor a los más jóvenes del municipio, sobre las ocho de la tarde. Una hora antes, comenzará la denominada Fiesta del Niño, donde habrá diversión y muchas risas. La siguiente jornada, la del martes, además de un triduo dirigido a los que más lo necesitan, los enfermos, habrá otra cita importante. El campo fútbol se llenará de carrozas y cabalgaduras que se dirigirán después, con los tradicionales claveles, a la parroquia, donde se los ofrecerán a la patrona.

“Seguro que a todos aquellos que nos visiten las fiestas les van a encantar. Tenemos unos festejos únicos en la provincia, sencillas y muy llamativas al mismo tiempo que llenan de alegría, vida y color el municipio que les van a dejar impresionados, por lo que todos aquellos que tengan un hueco deberían pasarse estos días por Carchelejo y disfrutar de sus múltiples maravillas”, sentenció el orgulloso alcalde.