URGENTE

La Caixa dona 4.500 euros para ayudar a temporeros

La obra social de la entidad financiera entrega su aportación económica a Cáritas por sexto año seguido
  • DONACIÓN. De izquierda a derecha, Ruz, Sánchez, García y Soler en el acto protocolario de este miércoles.
    DONACIÓN. De izquierda a derecha, Ruz, Sánchez, García y Soler en el acto protocolario de este miércoles.

La delegación marteña de Cáritas Interparroquial se encuentra de enhorabuena merced a la donación de 4.500 euros que desde la Obra Social La Caixa se llevó a cabo el miércoles, una donación esta que ininterrumpida durante los últimos seis años en estas fechas y que supone una ayuda para que desde Cáritas se pueda prestar el habitual servicio a los temporeros que acuden a Martos durante la campaña de la aceituna.

En el acto protocolario de entrega del donativo estuvieron presentes Cristina Soler, presidenta de Cáritas en Martos; Jaime Sánchez, miembro de la delegación, y Santiago Ruz y Juan Luis García, representantes de la entidad financiera. Soler explicó que la mayoría de estos 4.500 euros se destinarán para la compra de alimentos con los que poder ofrecer su servicio de cenas calientes en su edificio de la calle Franquera.

La presidenta detalló que se sirven, diariamente, entre cien y ciento diez comidas, en dos turnos, a unos temporeros que proceden, en su mayoría, de países como Guinea Ecuatorial, Mali, Senegal y Marruecos. Este número de atenciones, según Soler, se mantiene con respecto al de las campañas anteriores. Además de este servicio de cenas calientes, compuesto por un plato principal, fruta y leche con galletas, también se proporciona ropa. La presidenta de Cáritas apuntó: “Nuestra pretensión es que el dinero que ganen los temporeros con el jornal lo puedan enviar íntegramente a sus familias”, si bien para conseguir ello, manifestó Soler, además de donaciones como la de Obra Social La Caixa, es necesaria la solidaridad de los marteños: “Tenemos una cocinera contratada, pero las personas que atienden en el comedor son voluntarios de parroquias y de cofradías, así como personas anónimas que hacen su labor de forma totalmente desinteresada”.