URGENTE

CC OO presenta un recurso y paraliza el nuevo convenio

El sindicato denuncia la “esclavitud” de las trabajadoras de ayuda a domicilio
|
28/02/2018
  • DENUNCIA. Emilia Gómez, Luisa Vallejo, Rosa María Pérez, Francisco Cantero y Belén López.
    DENUNCIA. Emilia Gómez, Luisa Vallejo, Rosa María Pérez, Francisco Cantero y Belén López.

Comisiones Obreras (CC OO) denuncia “la situación de precariedad y esclavitud continuada durante 16 años” de las trabajadoras de ayuda a domicilio en Martos. Unas empleadas que, según el sindicato, realizan más jornadas de las que luego cotiza la empresa, solo cuentan con dos años de antigüedad después de más de una década trabajando, tan solo tienen 14 días de vacaciones por año trabajado y, además, se les exige realizar jornadas continuadas excesivas. Por ello, CC OO ha presentado un recurso, ante el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía, para garantizar los derechos laborales de este colectivo, “porque sabemos que, tal cual se ha subastado el servicio, la cuantía no es suficiente para mantener a las cien trabajadoras y, por ello, pedimos que se derogue y se haga un plan de licitación justo para todas ellas”, matiza el secretario general, Francisco Cantero.

“En definitiva, se incumple el convenio colectivo y la normativa laboral vigente, pero eso no es solo algo reconocido por este sindicato, sino también por el propio alcalde en distintos plenos”, apunta Cantero, que, además, señala que desde que tuvieron conocimiento, en el mes de septiembre, de la situación de las trabajadoras se pusieron en contacto con el alcalde, Víctor Torres, y el concejal de Bienestar Social, Francisco Miranda, para hacérsela llegar, “pero han pasado seis meses y no han hecho nada, y al ver que el Ayuntamiento no hace nada por velar por los intereses de estas empleadas no nos ha quedado más remedio que presentar este recurso”, asegura. Ante dicha situación lo que CC OO pretende es que la fase de licitación se corrija para regularizar la situación, porque están convencidos de que se corre el riesgo de que dicho acuerdo no tenga validez ni cobertura económica para cumplir con el convenio colectivo. De igual forma, afirman que el nuevo compromiso no regula de forma completa el trabajo de estas empleadas, permitiendo así que desarrollen más horas de trabajo de las que le pertenecen y sin poder optar, en ningún caso, a ser indefinidas. “Las condiciones adquiridas no cubren la precariedad actual de las trabajadoras. Unas condiciones laborales que Tuccisad ha estado precarizando durante 16 años, pero que ahora están protegidas por el convenio colectivo que hay en el ámbito estatal”, apunta Rosa María Pérez, responsable del sector privado de sanidad del sindicato marteño.