María Orozco, candidata a las elecciones del Parlamento Europeo: “Cree tiende puentes a dos lados”.

Abandonó la política después de su etapa como primera teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Jaén, gracias a un pacto entre el Partido Socialista y Ciudadanos, y ahora regresa con la fuerza política creada por Edumundo Bal como número 3 en la lista a Europa

19 may 2024 / 16:00 H.
Ver comentarios

LA ENTREVISTA

No hay otra jiennense que concurra a las elecciones del Parlamento Europeo, el próximo 9 de junio, en puestos de salida como el que ella ocupa. María Orozco Sáenz (Jaén, 1970) regresa a la política bajo el paraguas de “Cree”, el nuevo partido fundado por Edmundo Bal que recoge a un buen puñado de exmilitantes jiennenses de Ciudadanos. Europeísta cien por cien, con experiencia y vivencias en Bruselas, vuelve para intentar posicionar mejor a España en la institución en la que se toman las grandes decisiones.

—¿Recuperada del asalto de la anterior legislatura?

—Sí, aunque pienso en el Ayuntamiento y me dan escalofríos.

—¿Guarda mal recuerdo?

—No, en absoluto, pero vivimos una época muy difícil con la pandemia y, políticamente, situaciones muy complejas. Fue una etapa con todo concentrado y muy intensa.

—¿Fue acertado quedarse en el equipo de Gobierno cuando sus compañeros de Ciudadanos decidieron irse?

—Creo que sí. Todos presentíamos lo que iba a pasar con Ciudadanos. Era una forma de acelerar la desaparición, mientras que yo era la primera teniente de alcalde y mantenía el nombre de Ciudadanos en la boca de la gente.

—¿Qué le ha animado a regresar a la política?

—Soy una persona muy europeísta, de hecho he vivido en Bruselas muchos años, he trabajado en la Comisión Europea, he dado la asignatura de Derecho Comunitario en la Universidad de Jaén y que me ofrecieran un puesto que puede ser de salida me ha hecho mucha ilusión. Es verdad que lo tuve que pensar y maduré la idea con mi marido, porque si salgo elegida, me traslado a Bruselas y hay que organizarse. Me apetece la idea.

—¿Por qué elige el camino del partido Cree?

—Porque es el centro. He aguantado en Ciudadanos hasta que el secretario general, Adrián Vázquez, se fue en las listas del Partido Popular, porque la intención que tenía era ir a las elecciones catalanas de la mano del PP, y yo no quiero Ciudadanos con PP, sino un centro reformador que pueda tender puentes a ambos lados para sacar proyectos y no anquilosados en unas ideas y un partido que no hacen nada porque ponerse de acuerdo con el de enfrente sería como el pecado capital.

—¿Su decisión ha supuesto enemistarse con sus excompañeros de Ciudadanos, especialmente con Miguel Moreno?

—Para nada, todo lo contrario. Miguel Moreno es una persona en la que yo me apoyé muchísimo cuando estuve en Ciudadanos, que me ayudó y del que he aprendido un montón y, de hecho, cuando tomé la decisión, al primero que se lo comuniqué fue a él. Yo creo que tengo una característica que es la lealtad, y le debo lealtad a la persona de Miguel Moreno.

—¿Qué le dijo?

—Que lo entendía perfectamente y que, ante esa oferta y el perfil que yo tengo, en mi caso hubiese hecho lo mismo.

—¿Por qué no se presenta a las europeas con Ciudadanos?

—No podía, porque ellos están en el Parlamento Europeo y los que están quieren repetir, por lo que no iba a ir en puestos de salida.

—¿Han echado cuentas de los votos que necesitan para llegar a Europa?

—Sí, en torno a 300.000.

—¿Hay tiempo suficiente, no cree la decisión precipitada?

—La decisión la tomaron los fundadores del partido, de tal forma que yo he llegado con ella tomada. Yo creo que, para una primera toma de contacto, no está mal tomar el pulso político para ver cómo lo estamos haciendo.

—¿Hay trasvase de militantes jiennenses a Cree?

—Muchos sí, y otros que eran de centro y que no estaban afiliados nos están pidiendo información para afiliarse.

—¿Con qué objetivos se presenta a estas elecciones?

—Somos un partido de centro, con ideas reformistas y con la pretensión de tender puentes hacia un lado y otro para sacar los proyectos adelante. El Partido Popular y el Partido Socialista, desde los inicios del Parlamento Europeo, han destinado a un retiro glorioso, lo que llamaban cementerio de elefantes, a todas sus figuras políticas que ya no daban de sí en España, de tal forma que no era ni obligatorio vivir allí. Nosotros no queremos hacer eso, nuestra idea es completamente distinta, pretendemos avanzar en las instituciones, en la integración y hacer cosas por los españoles desde Europa.

—Da la impresión de que Europa está lejos de Jaén...

—Efectivamente, y Jaén es Europa y lo que se legisla en Jaén viene de Bruselas.

—¿Cómo de importante es Europa para la provincia?

—Importantísimo, porque vivimos de las subvenciones de la PAC y, además, si queremos mejores infraestructuras para nuestra provincia tenemos que trabajar desde Europa para que, de una vez por todas, los jiennenses consigan el desarrollo que merecen. Estamos completamente aislados. Para ir a Madrid hay que hacer un periplo...

—¿Qué puede ganar Jaén con Cree en el Parlamento Europeo?

—Por lo menos representatividad, que se hable de Jaén y, sobre todo, apoyo desde la institución más democrática que existe a la provincia y a la ciudad. Allí tendremos un oído que escuchará toda su problemática para aportar soluciones.

—Es la primera vez que trabajará por la provincia, antes lo hizo por la capital. ¿Es un reto?

—Por supuesto, trabajaré por Jaén y por España en Europa, para que esté más presente, para que tenga más peso específico en la toma de decisiones y que tengamos un beneficio realmente.

—¿Qué pasa si no consigue representación ni usted ni su nuevo partido?

—Seguiremos trabajando con vistas a las siguientes elecciones.

—¿Como será la campaña?

—Estará más centrada en los cabezas de lista y en Madrid más que en las provincias. Sin embargo, quedan muchas cosas por perfilar todavía.

—Regresa en medio de un importante clima de crispación política. ¿Cómo lo ve?

—Sí, y no me gusta. La crispación en Jaén empezó cuando llegó el Partido Popular al Ayuntamiento con Jaén Merece Más y los plenos se han convertido en auténticas batallas campales. Elevar el tono no tiene sentido, a los jiennenses no nos interesan esas batallas y perjudican a los políticos y a los ciudadanos.

—Enrique Moreno fue compañero hasta hace dos días. ¿Cree que hay una campaña orquestada contra Erik Domínguez?

—Contra Enrique Moreno sí.

—Erik Domínguez dice que la campaña es contra él.

—No. El audio es suyo, por lo tanto, tendrá que dar explicaciones de por qué envía un audio con esa información sensible a otra persona, no la persona que lo recibe. Enrique no tiene que explicar ahí, sino Erik. Enrique es una de las personas más íntegras que yo he conocido en política, ha trabajado muchísimo por la provincia cuando era parlamentario y presidente de la Faffe, contra el fraude de la corrupción, qué más se le puede pedir a un político... Ahora lo intentan enturbiar todo con una oposición en libre concurrencia, con transparencia, con objetividad y a la que se ha presentado porque está estudiando. ¿No tiene derecho a hacerlo?

—¿Cree que Enrique Moreno filtró el audio?

—No tiene sentido, porque él dejó la política hace dos años y está completamente dedicado a su familia, su trabajo y su deporte.

—¿En qué acabará esto?

—En nada. Deberían buscar cabezas dentro del Partido Popular, pero al final se van todos de rositas, como siempre.

—Mensaje final con vistas a las elecciones europeas...

—Tengo la percepción de que la gente no le da la mínima importancia y no se acuerdan de que son quizás las más relevantes, puesto que la dirección de nuestra vida pasa por Europa.


Provincia