URGENTE

Los Cuerpos de Seguridad intensifican su colaboración

La campaña de la aceituna propicia la comisión de delitos contra la propiedad
Ver comentarios
|
05/02/2019

Muchos “amigos de lo ajeno” aprovechan la ida y venida de gente para apropiarse de lo que no es suyo en tiempos de la campaña de aceituna. Este hecho preocupa a los mancharrealeños, ya que algunos han sido víctimas de estos hurtos. Es por este motivo que tanto la Guardia Civil como la Policía Local trabajan conjuntamente para evitar males mayores. Hace unos días, los medios de comunicación se hacían eco de la detención de un vecino de Linares de cuarenta y un años acusado de varios delitos cometidos en Mancha Real. Los hechos sucedieron en el transcurso de la noche del pasado 22 de enero. Una patrulla de la Guardia Civil que recorría, de servicio, las calles de la ciudad divisó, en tres ocasiones, a un varón en actitud sospechosa, por lo que en una de ellas y sin tener conocimiento de los delitos cometidos, identificó al linarense y tomó nota de sus datos personales, por si fueran necesarios posteriormente. Se da la circunstancia de que el individuo contaba con un amplio historial de antecedentes tanto en el registro de la Policía Nacional como en el del Instituto Armado.

La mañana siguiente, vecinos del municipio acudieron al cuartel para denunciar los hechos. En concreto, el forzamiento de tres vehículos, también el de un cierre de un local al que no pudo acceder, y la sustracción de un cuarto vehículo. Durante la investigación se dedujo que los hechos habían sido perpetrados por la misma persona, puesto que los útiles usados para un coche aparecían en otros. Además, las medidas de seguridad de la cooperativa de aceite donde fue sustraído el vehículo que tenía las llaves en el interior fueron claves junto con los testimonios de los agentes actuantes la noche anterior para identificar al linarense.

Durante la investigación y realización de gestiones en colaboración con las policías Local y Nacional de Linares se localizó y recuperó el sustraído en la cooperativa de Mancha Real y, así, continuar los trámites para localizar y detener al autor. Finalmente se arrestó al linarense en La Carolina, donde pretendía actuar de nuevo. El sargento de la Guardia Civil de Mancha Real, Raúl Díaz-Parreño, trasladó al detenido a las dependencias mancharrealeñas para imputarle los delitos cometidos, cinco en total: uno por cada forzamiento a cada uno de los tres vehículos, otro al cierre del local en modo de tentativa —pues no llegó a acceder— y, el último, de hurto de uso por el coche sustraído. Además se le imputa otro contra la seguridad vial al carecer de carné para circular. Pero este no es el único hecho que tiene a los mancharrealeños alertas, también han sustraído material de carreteras como protecciones de hierro que cubren los puentes y que pueden crear peligro a los usuarios.