Actualizado
sábado, 17 agosto 2019
09:33
h
URGENTE

El sueño de toda una vida

El mecánico Manuel Beltrán consigue comprarse un Mustang Fastback
Ver comentarios
|
30/01/2019
  • ÚNICO. El joven mecánico de Mancha Real Manuel Beltrán posa junto a su Mustang Fastback, su sueño desde niño.
    ÚNICO. El joven mecánico de Mancha Real Manuel Beltrán posa junto a su Mustang Fastback, su sueño desde niño.

Manuel Beltrán ha cumplido el sueño de su vida: comprarse un Mustang. Y es que este mancharrealeño de 22 años lleva los motores en la sangre y desde muy pequeño siente ese amor por este modelo de coche. Entre risas, comenta que su padre siempre le decía que la primera palabra que pronunció fue “Mustang”. Y es que junto a su padre Manuel ha aprendido a amar, día a día, todo lo relacionado con la automoción. Además, confiesa que su pasión por los Mustang viene tras ver la película “60 segundos”, en la que Nicolas Cage conduce el Ford Shelby Mustang GT500 del 67, “Eleanor”.

Conforme creció esa pasión por los motores, lo convirtió en su forma de vida y es por ello que desde hace un año es copropietario, junto a su socio Raúl Vargas, del taller Demons Automoción. Pero Manuel Beltrán seguía teniendo esa espinita clavada de poder tener el coche de sus sueños. Fue gracias a la ayuda de otro amante de los coches, Miguel Ángel Espejo, cómo Beltrán ha cumplido su mayor sueño. Los contactos de Espejo han sido cruciales para que el Ford Mustang Fastback viajara desde Estados Unidos hasta Mancha Real. Manuel Beltrán cuenta que, durante el tiempo que han estado negociando con el anterior dueño, Bryan Perry, este se portó muy bien con el mancharrealeño y es por ello que han decido bautizar el coche como “Bryan”.

Este mecánico jiennense nunca pensó que, a sus 22 años, conseguiría hacer realidad algo que para él era irrealizable, por el valor económico que tienen este tipo de coches. Pero ya no solo por la compra sino por el alto coste al restaurarlo, algo que en su caso no se tiene que preocupar porque está restaurado, prácticamente, al 90%. Si bien es cierto que el mancharrealeño quiere hacerle algunas modificaciones para hacerlo más moderno o más afín a él. El motor V8 5.800 centímetros cúbicos y 450 caballos que se encontró bajo el capó de su nuevo coche, la caja de cambios manual de 5 velocidades y las llantas American Racing hacen que las modificaciones que le gustaría hacerle sean más factibles, siendo estas la instalación de asientos y sistema de seguridad de carreras y entradas de aire laterales como las que lleva el Mustang Shelby GT350.

Ahora el joven mecánico podrá presumir y disfrutar del coche de sus sueños, quemar rueda por las carreteras y vivir en sus propias carnes esa emoción que siempre veía en las películas americanas.

un coche “de película”

En la película “60 segundos”, el protagonista, Nicolas Cage, conduce un Ford Shelby Mustang GT500 de 1967 y, aunque en pantalla aparece el modelo original, en realidad grabaron estas escenas de acción con nueve Ford Mustang Fastback de ese mismo año, preparados para que se asemejaran en estética al GT500 de la época. Finalmente solo tres se utilizaron y, de esas, únicamente una acabó en buen estado, que se subastó en 2014.