Las emociones como base para lograr una buena educación

La pedagoga Mar Romera apuesta por una formación integral

24 ago 2018 / 12:05 H.

Ser docente desde un plano emocional para tratar correctamente con el alumnado. Este es uno de los apartados de la ponencia “Educación Emocional Emocionante”, impartida por la pedagoga Mar Romera.

“La neurociencia a día de hoy nos dice que primero sentimos y luego pensamos, por tanto las emociones van a condicionar la razón. Podríamos decir que la imaginación y la emoción siempre le ganan a la razón, por tanto si nos conocemos bien, si nuestro auto concepto está construido de forma equilibrada, nuestra vida será mucho más plena”, explica sobre su ponencia la pedagoga.

Para ella es importante que los docentes tengan optimismo y que la universidad realice una formación diferente a la actual. A su juicio, se necesitan a los mejores, no solo por expediente académico, sino a las mejores personas. La forma de lograrlo pasa por una formación que incluya un seguimiento de manera continuada.

“El docente es el profesional de mayor trascendencia. Su vida pasa a otras vidas y la sociedad entera debe dignificar esta profesión. Los primeros que la deberíamos dignificar somos los propios profesionales. Los niños merecen lo mejor”, explica con plena convicción Mar Romera.

Además, opina que la escuela del siglo XXI debe enseñar a preguntar, porque las respuestas están en un aparato móvil. La clave para conseguirlo es, a su juicio, estimular la curiosidad.

La posibilidad de reformar la Constitución para dar cabida a una regulación más extensa del régimen local. Ese es el punto de inicio del curso “Reforma Constitucional y autonomía local”, donde Ildefonso Cobo Navarrete, secretario del Ayuntamiento de Granada y bedmareño de nacimiento, debate con respecto a estos temas.

“Los municipios que están gobernados por los ayuntamientos tienen un papel esencial en el día a día de los ciudadanos. La mayor parte de los servicios que hacen posible la vida diaria lo prestan y gestionan los Ayuntamientos. Como por ejemplo, el suministro de agua potable, el alcantarillado, el alumbrado público, se encargan de la red viaria de las ciudades, etcétera”, afirma Cobo.

Y es que el trabajo que desempeñan los ayuntamientos es de especial relevancia en la vida diaria de los ciudadanos. Es por eso que este seminario se pregunta por posibles cambios para hacer de las entidades locales un papel más reseñable dentro de la política.

“Sería conveniente elevar el nivel de normas que regulan el Gobierno local. La manera de hacerlo es a través de un pacto político que permitiera elaborar un texto legal que se pudiera aprobar con el rango de Ley Orgánica”, explica Ildefonso Cobo.

En lo que respecta a Andalucía, Cobo defiende que existe un desarrollo municipal muy importante ya que se preocuparon por detallar las competencias mínimas que tienen que ejercer.