Actualizado
sábado, 20 julio 2019
01:01
h
URGENTE

La muerte laboral del operario en Pozo Alcón irá a la Fiscalía

CC OO denuncia que el hombre trabajaba sin protección y fuera de su horario
Ver comentarios
|
11/07/2019
  • ACCIDENTE. El hombre realizaba trabajos de mantenimiento en el colegio Nuestra Señora de los Dolores.
    ACCIDENTE. El hombre realizaba trabajos de mantenimiento en el colegio Nuestra Señora de los Dolores.

El suceso aún se encuentra en investigación, pero desde CC OO en Jaén lo tienen claro: llevarán tanto a Fiscalía como ante Inspección de Trabajo el caso de la muerte laboral que tuvo lugar el martes por la tarde en Pozo Alcón. Mientras realizaba en un andamio obras de mantenimiento en el colegio Nuestra Señora de los Dolores, un operario, vecino de Baeza de 57 años, cayó desde una altura aproximada de ocho metros. El impacto contra el suelo fue mortal.

La Guardia Civil activó el protocolo por accidente laboral y judicial tras personarse agentes del Instituto Armado en el lugar de los hechos; no obstante, para el secretario general del sindicato en Jaén, Francisco Cantero, no cabe duda alguna de que “hay que pedir responsabilidades tanto a la Junta de Andalucía como a la empresa adjudicataria del proyecto que se estaba ejecutando, Servicios Generales Constructivos 2020, S. L.”. Con esa rotundidad se mostró al ser preguntado por Diario JAÉN sobre el asunto, tras conocerse que desde el sindicato se pretende denunciar los hechos. En concreto, CC OO asegura que el obrero fallecido se encontraba trabajando “sin ninguna medida de protección” en el andamio desde el que cayó, algo que supone “un incumplimiento flagrante de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales”. Además, el sindicato también se refiere al hecho de que el hombre y otro operario que le acompañaba estuvieran desempeñando su trabajo en horario de tarde a pesar de que desde el 1 de julio se encuentra en vigor en la provincia el horario intensivo en el sector de la construcción. El mismo indica que la jornada laboral ha de transcurrir entre las siete de la mañana y las dos de la tarde, y desde el sindicato se señala que la empresa no había pedido autorización para no respetar la misma.

“No podemos seguir perdiendo vidas”, manifestó un Cantero que considera clave que se castigue a las empresas que incumplan la ley y que no garanticen la seguridad de sus trabajadores: “Tenemos sentencias firmes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por incumplimientos de convenios y hay que conseguir que estas empresas no puedan volver a ser adjudicatarias”. Además, aseguró que desde el sindicato están dispuestos a llegar todo lo lejos que puedan en este asunto: “Estuvimos en el lugar del accidente y hablamos con compañeros del fallecido y testigos. Ellos son muy prudentes, pero si la familia decide echarse hacia adelante y personarse como acusación particular, les apoyaremos en todo momento”.

No obstante, hasta que los hechos se aclaren, la muerte de este operario de obra no aparecerá en los registros oficiales de accidentes laborales de la Junta de Andalucía, algo que también es foco de debate. Mientras que la Junta cuenta cuatro fallecimientos en lo que va de año, los sindicatos hablan ya de siete. ¿El motivo de la discrepancia? Que en la última Comisión Provincial de Riesgos Laborales, celebrada el 21 de junio —sus miembros se reúnen con carácter trimestral—, aún se encontraban en investigación dos casos, que ya sí aparecen computados. Además, aún no se había producido el accidente mortal registrado el 27 de junio en una finca de El Batán ni el caso de Pozo Alcón. El resultado de la suma sigue sin salvar el desequilibrio entre las dos versiones. Dado que en el registro oficial no aparece todavía ningún accidente “in itinere”, hay que tener en cuenta en este sentido el fallecimiento de una mujer en un accidente de tráfico a la altura del Hotel Juleca cuando se dirigía a trabajar para cuidar de ancianos, que aún se encuentra en investigación. “Tiene que haber un mensaje claro y que las cifras oficiales salgan cada mes para que no ofrezcan una realidad distinta a la que se está dando. Al final, se trata de visibilizar lo que está pasando”, señaló Cantero, que también denunció que “ningún partido lleva en su programa nada sobre prevención de riesgos laborales” y que aprovechó para anunciar que CC OO se concentrará mañana ante la Delegación del Gobierno andaluz en Jaén para exigir no sólo que se cumplan las medidas de seguridad pertinentes en el trabajo y que se castigue a las empresas que no tengan estas en cuenta, sino que se incluyan en las listas de siniestros laborales “a los autónomos, a los falsos autónomos y a los trabajadores cuya empresa tiene sede social en otra provincia”.

Los casos de siniestralidad laboral de este año empezaron en febrero

A pesar del baile de cifras derivado de las discrepancias sobre muertes en accidentes laborales entre la Junta de Andalucía y los sindicatos, lo que no suscita ningún debate son los hechos. Desde que empezó 2019, son ya siete las personas que han perdido la vida en circunstancias relacionadas de un modo u otro con una actividad de carácter profesional. El registro de siniestros se abrió cerca de dos meses después de haber dado comienzo el año, el 24 de febrero. Ese día, un hombre de 30 años perdió la vida tras caer por un barranco al volcar la máquina elevadora que conducía en Arjona. Menos de un mes después, el 19 de marzo, falleció otro varón de 56 años en Peñolite después de quedar atrapado bajo un tractor cuando trabajaba en una finca de olivar. En abril no hubo que lamentar ninguna muerte en este sentido, pero sí en mayo, durante el que se registraron tres sucesos trágicos. El 11 de mayo, un accidente laboral en un cortijo de Villacarrillo acabó con la vida de otro hombre, de 49 años. El varón resbaló cuando preparaba el enganche de un apero al tractor y se clavó la reja de un arado. Dos días después, una mujer de 27 años sufrió un accidente de tráfico en Jaén, a la altura del restaurante Juleca, cuando se dirigía a cuidar ancianos y falleció días después, y el 28 de mayo un trabajador perdió la vida tras chocar con un cable eléctrico y caer de una plataforma elevadora en Andújar. Por último, antes del incidente de Pozo Alcón, el 27 de junio falleció un vecino de la capital aplastado por un tractor en su propia finca situada en El Batán, un suceso cuyas causas aún continúa investigando la Policía Nacional.