Actualizado
lunes, 22 julio 2019
05:10
h
URGENTE

La cereza vuelve a triunfar en su gran fiesta castillera

Tanto la venta del producto como la participación superan a la edición anterior
|
17/06/2019

Superadas todas las expectativas”, así de contundente se muestra el alcalde de Castillo de Locubín, Cristóbal Rodríguez, cuando hace balance de las tres jornadas en las que se ha celebrado la trigésima sexta Fiesta de la Cereza, y eso que en un principio había dudas al coincidir con otros festejos en varios municipios de la comarca, tales como la feria de Alcalá la Real. Sin embargo, los datos avalan las palabras del regidor. “A lo largo de los tres días han venido numerosos autobuses de municipios de la provincia, como Martos, y de otros puntos de Andalucía, incluso en la última jornada nos visitó un autocar con turistas asiáticos”, relata Rodríguez, aunque también son muchos los castilleros que viven fuera todo el año y aprovechan estos días para volver su tierra natal y disfrutar de uno de sus mayores encantos. “Es por ello que yo defino esta fiesta como un encuentro familiar porque nos reunimos los castilleros que vivimos aquí con los que residen en otros puntos del mundo y en estos días nos unimos para disfrutar juntos”, afirma el alcalde.

Asimismo, en cuanto a ventas, el resultado es “sensacional” y los productores de este fruto estrella, su dulce y mimada cereza, “han vendido casi el doble de la edición anterior”, lo que muestra la buena salud de la que goza esta iniciativa con casi cuarenta años de vida y que busca convertirse en Fiesta de Interés Turístico de Andalucía. Incluso las propias asociaciones que se encargan de organizar las actividades culinarias se han quedado sin reservas en algunas de ellas. “En el reparto del oreganillo, un plato típico castillero, se prepararon unas 800 raciones y, finalmente, algunos de los comensales se quedaron en la cola y no pudieron probarlo al ser tantos los que nos visitaron”, relata, eso sí, para el año que viene piensan ampliar las reservas y que nadie en Castillo de Locubín se quede sin probar algunos de sus deliciosos platos.

Precisamente porque la Fiesta de la Cereza sirve también como un escaparate para ofrecer a todos aquellos que visitan el municipio las características y la riqueza de Castillo de Locubín, tal y como admite el alcalde: “Esta fiesta, donde por supuesto el principal componente es nuestra cereza, también se conforma para promocionar nuestros lugares, patrimonio, cultura y gastronomía”. Además y como curiosidad, desde que comenzara el mandato de Rodríguez, el viernes es fiesta local para que todos los vecinos “puedan disfrutar de una festividad tan suya”. “Esta fiesta la hacemos todos porque cada vecino se implica, los colectivos y asociaciones, la colaboración es esencial para que cada año los resultados sean exitosos”. Por último, junto a todas estas riquezas, el programa se ha completado con exposiciones, visitas y una gran novedad: “Hemos abierto el centro de participación activa, que aún no está inaugurado, para exponer algunas de las muestras que se han ofrecido en estos tres días”. Y así, con este nuevo éxito, los vecinos cierran una edición, pero comienzan a trabajar en la siguiente para poner en valor esa riqueza única que les hace diferentes.