Obras para el turismo de minería

Acuerdo con la Diputación para unir el socavón de la Paloma y El Sinapismo

28 ene 2019 / 11:56 H.

Acciones para poner en valor los antiguos restos del patrimonio minero en el paraje natural Aquisgrana y abrirlos al público para el turismo rural. Con el objetivo de preservar la memoria histórica de la actividad extractiva en la capital de las Nuevas Poblaciones, la alcaldesa, Yolanda Reche, y el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, firmaron un convenio de colaboración para la redacción del proyecto y estudio geotécnico centrado en la conexión de la galería del socavón de la Paloma y el pozo de El Sinapismo para su aprovechamiento turístico. En concreto, la futura obra unirá los dos espacios y permitirá que estén disponibles para el visitante. Con un presupuesto de 19.985 euros, que serán aportados por la Diputación Provincial, los objetivos últimos del acuerdo es colocar a La Carolina y a la provincia como uno de los más importantes destinos de turismo vinculado al patrimonio minero, salvaguardar y recuperar el patrimonio civil y difundirlo, así como mejorar los recursos turísticos.

El acuerdo supone un paso más para hacer realidad una de las antiguas reivindicaciones de la Asociación Cultural Minera Carolinense (Acmica). La iniciativa cuenta con un presupuesto de más de 240.000 euros, que serán sufragados a partes iguales por la Diputación Provincial y la Caja Rural de Jaén. Lo que se acaba de firmar es el primer paso para comenzar los trabajos. Precisamente, la compañía Estudio de Innovación, Ciencia y Empresa presentó, hace dos años, tanto al Ayuntamiento de La Carolina como a la Acmica, el estudio de viabilidad de la mina del Sinapismo, con conexión desde el antiguo socavón de la Paloma, enclavados en el área recreativa del paraje natural Aquisgrana, distante unos cuatro kilómetros del casco urbano de la capital de las Nuevas Poblaciones.

Según el informe, el proyecto resulta viable y requiere una inversión de 880.000 euros que pueden invertirse a lo largo de cuatro fases. A esa cantidad habría que sumar los 298.000 euros anuales que, según la empresa redactora del proyecto de viabilidad, costaría mantener y explotar la mina como recurso turístico. La primera fase de la intervención, valorada en 240.000 euros, incluirá la adecuación de la galería horizontal, la apertura de la galería de comunicación y la recreación de realce. La segunda se centrará en las instalaciones secundarias como el sistema eléctrico, el sistema contra incendios o el de control e implicaría una inversión de 60.000 euros. Sin embargo, el desembolso más costoso del proyecto, cifrado en 480.000 euros, se contempla para la tercera etapa. Consistirá en el acondicinamiento del pozo y la instalación tanto de un ascensor como de un castillete metálico.