URGENTE

La Caja Rural y el Obispado de Jaén renuevan su convenio

El acuerdo trata una dotación económica de cinco millones de euros al año

La Caja Rural y el Obispado de Jaén renuevan un convenio de colaboración que se firmó por primera vez hace ocho años y, que desde entonces, se renueva con periodicidad bienal. La firma fue en el Real Monasterio de San Antonio de Padua, en Baeza. Certificaron el compromiso el obispo de la diócesis de Jaén, Amadeo Rodríguez Magro, y el presidente de Caja Rural, José Luis García-Lomas.

El convenio rubricado ayer consta de una serie de operaciones financieras que Caja Rural concede al Obispado para el desenvolvimiento financiero del mismo. Estas operaciones financieras van a favor de aquellos sacerdotes y parroquias de la diócesis que así lo necesiten. Caja Rural subvencionará al Obispado de Jaén con una cantidad anual —unos cinco millones de euros— para sufragar los actos que este organice o que considere necesario y que previamente se consensuen por ambas partes. Hay operaciones crediticias para los sacerdotes —igualmente para el Obispado— que van desde la rentabilidad de sus ahorros para la iglesia, como de cualquier operación que necesiten para reformas de espacios religiosos, construcción de las mismas, entre otros aspectos. En el acto estuvo presente el Ayuntamiento de Baeza, representado por su alcaldesa, Lola Marín. La presencia del Consistorio baezano se debe a que Caja Rural también colaborará de manera financiera en la rehabilitación del Real Monasterio de San Antonio de Padua ya que este necesita una serie de reformas tanto en la capilla como en las propias instalaciones. El Ayuntamiento baezano pone mucho interés en la realización de estas reformas. “Quiero que acaben las obras cuanto antes porque las monjas lo necesitan”, expresó José Luis García-Lomas. El Consistorio Baezano firmó un convenio con el Real Monasterio de San Antonio de Padua en el que constaba que la dirección de obra pueda ser realizada por los técnicos municipales, al igual que la redacción del proyecto.

De igual forma, el hecho de que la firma entre la Caja Rural y el Obispado de Jaén se haya realizado en Baeza es por el significado que tiene el municipio baezano para la diócesis de Jaén ya que en Baeza se dieron los primeros pasos de la vida cristiana de la diócesis de la provincia de Jaén.

Tras la rúbrica del convenio, el obispo mostró su alegría y agradecimiento por la gran ayuda que supone este acuerdo con la Caja Rural de Jaén. “Estamos muy contentos y complacidos con la generosidad y el trato de Caja Rural”, expresó. En este sentido, el obispo recordó que siempre que han acudido a Caja Rural para alguna obra de mayor necesidad siempre han encontrado la comprensión y la generosidad de la Caja Rural y de su presidente. En lo referente a la rehabilitación que se emprenderá en el convento, Amadeo explicó: “Las contemplativas son una parte muy importante de la iglesia y que valoran mucho su misión. “Es un gesto de la iglesia en favor de la vida contemplativa”, indicó Amadeo Rodríguez. La comunidad de las hermanas clarisas estuvo presente durante la firma de los convenios en una habitación aledaña, pero dentro del espacio de clausura. La Madre superiora, Sor Dolores, desbordada de alegría, agradeció el esfuerzo al Obispado, la Caja Rural y el Ayuntamiento.