URGENTE

Bajo el amparo de la Misericordia

El municipio vive unos días grandes con la fiesta de su venerado copatrón
Ver comentarios

Antes de que finalice el verano y el frío vuelva a recorrer las sinuosas calles con los silbidos del otoño, los galdurienses tienen una cita con la venerada imagen del Santísimo Cristo de la Misericordia. Una vez apagadas las luces de la feria y la música de las verbenas, el sonido del viejo esquilón de la ermita repicará cuando se acorten las tardes para recordar el triduo en honor del copatrón.

Durante los días previos, los cultos en honor del Crucificado concentraron a un gran número de personas que participaron en el triduo en su honor. Durante estos tres días, cada uno de ellos se dedica especialmente a un colectivo. Si el día 9 se tuvo en especial cuenta a los pobres, enfermos, perseguidos y marginados, al día siguiente se pidió por quienes forman parte del nuevo curso: profesores, sacerdotes, cofrades... Finalmente, el tercero y último día se recordó a quienes se marchan a trabajar a la campaña de la vendimia, que en Jódar suele alcanzar una cifra bastante alta.

Anoche, a partir de las 21:00 horas, los galdurienses volvieron a concentrarse para asistir a la bajada desde su camarín de la venerada imagen. La recoleta plaza que da acceso al centro devocional se encontraba llena ante la imposibilidad de poder acceder al interior donde, media hora antes, ya esperaban los devotos para contemplar la antesala de la procesión.

Allí se encontraban los nardos depositados por los vecinos, quienes a lo largo de toda la mañana de ayer llevaron con sumo cuidado las conocidas también como varas de San José que adornarán el trono. Como novedad, la imagen saldrá tras la intervención realizada el pasado mes de julio en el taller de Víctor García Villalgordo.

Esta tarde, a partir de las 21:00 horas, el Santísimo Cristo de la Misericordia será trasladado desde su ermita hasta la iglesia parroquial de la Asunción, discurriendo por: Los Molinos, Joaquín Galván, General Fresneda, Plaza de España y parroquia de la Asunción. Tras finalizar el traslado, se llevará a cabo el tradicional castillo de fuegos artificiales en la Plaza de España, que dejará un olor a pólvora y un reguero de cera, signo indiscutible de la gran devoción. De hecho, para evitar las caídas en días posteriores tras el calentamiento de la cera por el sol, la Corporación instaló, en días anteriores un puesto en la entrada de la ermita donde se ofertaban, además de varios artículos religiosos, las tulipas que protegerán la llama para evitar la caída de la cera sobre el asfalto y acerados.

Mañana viernes, festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, habrá una solemne concelebración de la eucaristía en honor de la sagrada imagen, presidida por el galduriense Gabriel Robledillo Amezcua, y se contará, además, con la participación de los sacerdotes del pueblo y del arciprestazgo. Como manda la tradición galduriense, será a partir de las 12:00 horas.

Ya por la tarde, cuando el reloj sobrepase las 19:30 horas, el cortejo religioso comenzará a salir desde la parroquia de la Asunción, y continuará por las calles Juan Martín, Plaza de España, General Fresneda, Compositor Gámez Laserna, Los Molinos, Plaza del Santo Cristo y ermita. Durante estos días participarán las tres bandas de Jódar, que musicalmente acompañarán durante el recorrido. Tiene un especial interés el paso por la Plaza de España así como por la calle Compositor Gámez Laserna, donde los vecinos se han afanado, en los días previos, para preparar y adornar la calle donde se tirarán varias tracas. La última de ellas, que se lanzará desde las puertas de la ermita, avisará de que todo ha terminado. A partir de ahí, habrá que esperar al próximo año para ver de nuevo la devoción de Jódar por su Cristo.

Hoy, 13 de septiembre