“Hacen falta más agentes, sobre todo en la España ‘vaciada’”

Jesús Francisco Moguel Jiménez es el representante en Jaén de la Asociación Independientes de la Guardia Civil

20 nov 2022 / 17:23 H.
Ver comentarios

Jesús Francisco Moguel Jiménez asume, desde hace meses, la labor de defender a la Guardia Civil a través de la asocicacion, IGC, que representa en la provincia.

—¿Qué es la Asociación Independientes de la Guardia Civil (IGC)?

—Independientes de la Guardia Civil (IGC) es una asociación de la Guardia Civil, la cual representa a todas las escalas y empleos del cuerpo, y que se diferencia por su carácter apolítico, por su neutralidad, su autonomía y por su peculiar forma de reivindicar, sin desprestigiar ni menospreciar al Cuerpo, pero recriminando y denotando aquello que se considera perjudicial para los intereses de los Guardias Civiles. Esta asociación es la cuarta en Guardia Civiles asociados y cuenta con un vocal en el consejo de la Guardia Civil, lo que nos convierte en una asociación representativa. Teniendo un vocal en el consejo, se puede decir que somos la asociación que mas propuestas realizamos y la que más son adoptadas.

—¿Cuál es su presencia y acogida en la provincia de Jaén?

—La acogida que tiene la asociación Independientes de la Guardia Civil en la provincia de Jaén es bastante buena y cada día que transcurre aumenta su número de afiliados, además estamos siendo conocidos por personas ajenas al cuerpo. En redes sociales hemos crecido un 300%, gracias a la gran acogida tanto provincial como nacional, siendo ahora mismo un referente en alta de socios.

—Para IGC, ¿cuáles son las principales necesidades y reivindicaciones para los miembros del cuerpo?

—Una de nuestras principales reivindicaciones son la falta de personal en la Guardia Civil, necesitamos más componentes. Para trasmitirles algún ejemplo, la España “vaciada” necesita más componentes, pues cuenta con poco personal muchas veces para muchos kilómetros de demarcación, la especialidad de tráfico ha pasado de tener 10.000 efectivos a tener 8.000 la cual esa disminución ha hecho que en esta convocatoria salgan 0 vacantes para toda Andalucía, también debido a otras circunstancias que arrastra esta especialidad y que nuestras carreteras cuenten con menos compañeros de Tráfico. Además, este año el acceso a la Guardia Civil ha contado con menos plazas que el año anterior y en ambos años menos que para su ingreso a la Policía Nacional. Otra de nuestras reivindicaciones es la equiparación salarial con otros cuerpos policiales, la cual todavía no ha llegado, ha habido pequeña mejora pero no se ha logrado la equiparación y formamos parte de una mesa de equiparación por la lucha de la misma con otras asociaciones, pedimos el mismo sueldo que otros cuerpos policiales de España, ya que por ejemplo un guardia civil sigue cobrando menos que un mosso d’esquadra a final de mes, esta situación se ve agravada en la jubilación, donde esta diferencia se ve aumentada en las mensualidades correspondientes, además de jubilarse las policías autonómicas dos años antes. El día 26 de noviembre ha sido convocada por una asociación, la cual no miembro de la mesa de equiparación, una manifestación en Madrid en relación a la equiparación salarial, la cual la asociación Independientes de la Guardia Civil asistirá y apoyara. Añadiendo datos del tema económico y laboral, la Guardia Civil es el único cuerpo policial de España que no cuenta con una jornada laboral a turnos y somos los que más horas trabajamos en diferencia con otros cuerpos policiales de España, ejemplo de ello que la Guardia Civil trabaja 254 horas más al año que la Policía Nacional. Un ejemplo de la desigualdad entre la Guardia Civil y el resto de cuerpo policiales es que por cada servicio nocturno se paga a 5,7 euros, por cada servicio festivo 11,4 y por ejemplo por servicio de noche buena 22,9 euros, siendo muy inferior al resto. Lógicamente, al ser el único cuerpo policial sin jornada laboral sin turnos, cobrando menos por según qué servicio y que trabajamos más horas que ningún cuerpo policial en España, uno de los destinos que los componentes más sufren pertenecer al mismo, son los efectivos de Seguridad Ciudadana los cuales no son considerados especialidad, solo cobran poco mas de cincuenta euros que los que no realizan noches, ni trabajan festivos y están en una oficina, siendo poca atractiva la Seguridad Ciudadana. Otra problemática que cuenta la Guardia Civil son los medios, algunos ejemplos como la falta de instalación de los airbag en las motocicletas de los componentes de tráfico, solicitada por esta asociación y que podía salvar vidas, así como cascos caducado o ausencia de los mismos, no pudiendo salir en moto y salir en coches, falta de vehículos mampara para el traslado de detenidos que según qué zonas de España cuentan con pocos vehículos de tales características o sustitución de algunos vehículos oficiales de más de quince años y más de 350.000 kilómetros, más chalecos antibalas, pistolas táser, cámaras individuales para grabación de intervenciones ante el aumento de la criminalidad. La medios citados con anterioridad, son algunos de los cuales fueran subsanados, protegerían la integridad de los Agentes en servicio además de dar un mejor servicio al ciudadano. Dichas ausencia han sido expuestas por diputados en el congreso.

—¿Cómo ve la presencia en el medio rural? ¿Son partidarios de la presencia de casas cuartel en los pequeños pueblos?

—Como he mencionado con anterioridad en el medio rural es necesario mas presencia de la Guardia Civil, esta asociación está de acuerdo que haya casa cuarteles en zonas rurales y además así también han participado los ciudadanos de esas zonas cuando yo prestaba servicio allí, comunicando siempre que no quieren que desaparezcan dicho cuarteles.

—Existen cuestiones peliaguadas.

—Una de las lacras en la Guardia Civil son los suicidios de sus componentes, que bajo mi opinión, deberían haber más medios para prevenirlas, más entrevistas psicológicas, análisis de comportamiento así como estudio de los cuadrantes mensuales, y más investigaciones cuando ocurren dichos hechos.

—Usted vive en Baeza, ¿qué opinión le merece la Academia?

—Al ser de Baeza, la academia de la Guardia Civil es un orgullo que se encuentre en la localidad, si es verdad que al ser mi padre Guardia Civil el motivo de estar en Baeza es la existencia de la Academia, cada año veo como miles de personas van con la ilusión de querer ser Guardia Civil, siendo muchas veces decenas de miles de personas que aspiran a pocas plazas para ingreso, la cual es un orgullo, aun habiendo pocas plazas, ver como esas personas quieren ser parte de este institución y luchan por formar parte, viendo en sus ojos el amor hacia la misma. La Academia puede necesitar actualizaciones en sus infraestructuras o construcciones en algunos aspectos ya anticuadas. Yo animo a todas las personas que quieran ser Guardia Civil, luchen por serlo, no hay mejor cosa en la vida que servir y ayudar a la gente.

—¿Qué momentos agradables y desagradables mencionaría?

—En los momentos más agradables en el servicio, dan igual el destino o el cometido, es la sensación del deber cumplido, si bien la más grande sensación es que una persona que ha confiado en la Guardia Civil se vaya con su duda o incidencia solucionada. Los momentos más complicados en el servicio son la temática de fallecidos y accidentes de tráfico, que quedan grabados en la memoria.

—¿Qué supone que los guardias civiles no puedan tener sindicatos?

—Los sindicatos tienen más poder de presión a la hora de que sus peticiones sean tomadas en cuenta, ya que entre otras cosas pueden declarar un conflicto colectivo por ejemplo. Las asociaciones están más limitadas, y lo que solicitan siempre debe pasar por la dirección general que es quien finalmente decide. Dentro de nuestras limitaciones como asociación, IGC es una de las más activas, que más propuestas propone y le son aceptadas en la mesa del Consejo de la Guardia Civil. Al ser la cuarta asociación actualmente en socios y tener un vocal, podemos exponer las distintas problemáticas que nos trasladan nuestros socios y representantes, por lo que a pesar de no poder tener sindicatos, las voces de los Guardias Civiles pueden ser escuchadas.

Diario JAÉN
Provincia