URGENTE

Ganaderos taurinos, en
pie de guerra con la Junta

El sector lamenta las pérdidas por el sacrificio de ejemplares sanos
Ver comentarios
|
16/04/2019
  • ORGANIZADOS. La Carolina acogió la reunión de los ganaderos del sector del toro y la vaca de lidia por el “acoso” que denuncian por parte de la Junta.
    ORGANIZADOS. La Carolina acogió la reunión de los ganaderos del sector del toro y la vaca de lidia por el “acoso” que denuncian por parte de la Junta.

Un importante sector económico del campo jiennense alza la voz para reivindicar una situación insostenible motivada por la Administración autonómica y que pone en juego su futuro. Los propietarios de las ganaderías de toros y vacas de lidia de la provincia de Jaén mantuvieron una reunión en el Hotel La Perdiz de La Carolina ante el “acoso en materia sanitaria” que sufren, como reivindican, por parte de los técnicos de la Junta de Andalucía. El acto contó con dueños de ganaderías de toros bravos procedentes de diversos puntos de toda la provincia como Andújar, Santisteban del Puerto, Vilches, Carboneros, Navas de San Juan, La Carolina, Villanueva de la Reina, Santa Elena, Guarromán y Baños de la Encina, entre otros.

No dudan en afirmar que están “al borde de la ruina”. “Se están cargando la genética de hace más de 20 años. Es penoso que se nos trate de menosprecio”, asevera el ganadero Joaquín García. El descontento general procede del “desconocimiento de la Administración” con su ganado a causa de los numerosos saneamientos que llevan a cabo en las fincas. Al respecto cabe recordar que “un saneamiento” —sacrificio obligatorio de animales en ejecución de los programas de erradicación de enfermedades— significa en estos casos observar la aplicación de un antídoto para detectar o no tuberculina y brucelosis en las reses bravas. Estas enfermedades las causan otras especies animales como los ciervos y jabalíes que, afortunadamente, ya no viven o se alimentan en las fincas de ganaderías bravas, como resalta el sector. Al respecto, afirman que la Administración detecta en este tipo de saneamientos muchas reses bravas que, tras ser sacrificadas y posteriormente analizadas, los veterinarios advierten de que estaban sanas, aseguran varios ganaderos de la provincia. Esta situación causa el enfado de los ganaderos de toros y vacas de lidia, por las pérdidas económicas que conlleva tal situación. Aseguran que no es el mismo precio el de una vaca para lidiar que el de la misma res valorada como una solo de carne.

En este sentido, apuntan que se ha reducido la cabaña ganadera de Jaén en más de un 40% durante los últimos años y, con este sistema, vaticinan que se seguirán matando a las vacas, pero que “el problema seguirá”. “Nos hacen gastar el dinero y no sirve para nada, ya que el setenta por ciento de las vacas que se han matado estaban higiénicamente bien”, lamentan los ganaderos. En la provincia de Jaén, hay seiscientos ganaderías que solicitan un solo saneamiento al año para reducir costes y la mortalidad. Los ganaderos han iniciado los trámites para la creación de una asociación y pretenden solicitar una reunión con la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta, Carmen Crespo, en Sevilla, porque el Plan Oficial de este sector “está totalmente fracasado”, “Hay que modificarlo con urgencia”, anunció el ganadero Sancho Dávila. Y todo ello basado en que continúa el sacrificio de las reses bravas y las inmovilizaciones de la cabaña ganadera, lo que supone una gran merma económica y de riqueza genética muy importante, en un sector, ya de por sí “muy deprimido”.

Medio Ambiente inspeccionará los 4.724 kilómetros de vías pecuarias

La Delegación Provincial de Agricultura y Medio Ambiente en Jaén comienza un plan de inspección de los 4.724 kilómetros de vías pecuarias que existen en el provincia. Técnicos de Medio Ambiente se encargan de revisar estas infraestructuras agrarias que resultan claves para el movimiento de ganado y maquinaria dentro de las fincas jiennenses y, también, de otras provincias. Los funcionarios trabajan con un documento que contiene las 5.202 vías precuarias de Jaén.

En los últimos tiempos, debido al declive de la ganadería y en especial de la transhumancia, algunas de las vías pecuarias han entrado en desuso e incluso se han abandonado, lo que ha tenido un efecto pernicioso sobre estas con usurpación por propietarios colindantes, puesta en cultivo, creación de vertederos o urbanizaciones, entre otros casos. A pesar de ello, suponen un patrimonio público inestimable y un recurso de primer orden que contribuye a la conservación de fauna amenazada. El Plan Sectorial de Inspección Medioambiental en materia de vías pecuarias afecta a aquellas de estas vías que ya han sido deslindadas y transcurren por Parques Naturales, Zona de Influencia del Litoral Andaluz o están incluidas en el Programa Puertas Verdes.