URGENTE

Fervor y devoción a la patrona

La procesión de Santa María Magdalena congrega a multitud de vecinos

Ni la calurosa noche mengibareña pudo con la devoción que los vecinos del municipio tienen a su patrona, Santa María Magdalena. Cientos de devotos no dudaron en acudir a la parroquia de San Pedro Apóstol para acompañar a “La Malena” en su recorrido por las principales calles de la población.

Eran alrededor de las 22:15 horas cuando la patrona salió por las puertas del templo mientas los vivas sonaban sin cesar. Fue la Agrupación Musical de Mengíbar la que acompañó a Santa María Magdalena en su recorrido por el municipio junto con cientos de devotos. También arroparon a la patrona buena parte de las cofradías locales, así como la Corporación Municipal, con el alcalde, Juan Bravo Sosa, y la concejal de Festejos, Anabel Cruz Núñez, como principales cabezas visibles. También estuvieron durante la procesión los miembros de la corte de honor de las fiestas, así como la directiva y los hermanos de la cofradía de La Malena. El párroco de la iglesia de San Pedro Apóstol, Antonio Lara Polaina, capellán de la cofradía, también formó parte de la comitiva de la procesión. Antes, a las 21:00 horas, había oficiado la ceremonia religiosa previa a la procesión. En dicho acto participó la coral “Ossigi”, dirigida por Jesús Moya, que dedicó su canto a la patrona.

Durante el recorrido por las calles de Mengíbar, muchos de los devotos no pudieron contener las lágrimas, por lo que los pañuelos tuvieron que secar las gotas que caían por sus mejillas. La fe mengibareña por su patrona no tiene límites, y el año sin ver el desfile procesional por el municipio pasó factura. Al llegar a la parroquia sucedió lo mismo: un sinfín de devotos se santiguaron y pidieron a su Santa María Magdalena que velase por los suyos durante los 365 días en los que no volverá a salir en procesión.

De esta manera, el desfile procesional de la patrona puso el broche de oro a un día de fiesta local que empezó con el concierto de Más que Rumba en el Paseo de España. El mismo congregó a multitud de jóvenes que no quisieron perderse la actuación. Para los más valientes y atrevidos de la noche, también hubo actividades musicales. La orquesta Koliseum ofreció en la caseta municipal un espectáculo de entrada libre que amenizó la verbena alrededor de las 23:30 horas. La noche dio más de sí y el artista Paco Candela se subió al escenario para deleitar a miles de personas que se arremolinaron en la discoteca 2PiR. Las entradas para ver al artista costaba 15 euros, pero el Ayuntamiento había facilitado la venta de un bono para entrar a todos los espectáculos de la festividad por 20 euros.