Actualizado
lunes, 22 julio 2019
00:54
h
URGENTE

Fe hacia la Virgen del Carmen

La procesión de la imagen mariana marca el momento culminante de la celebración
Ver comentarios
|
14/07/2019

En plena canícula, las fiestas en honor de la Virgen del Carmen son un momento de reunión para los rabiteños que continúan en la aldea o tuvieron que emigrar a Cataluña y otros lugares. La convocatoria culminante de la celebración fue la procesión de la patrona por las principales calles de La Rábita. El desfile contó con la presencia del párroco, Francisco Javier García, y de varios miembros de la Corporación Municipal de Alcalá la Real, encabezados por el alcalde, Marino Aguilera, y el concejal de Aldeas, Ángel Montoro. A lo largo del recorrido la emoción estuvo a flor de piel y quienes presenciaron el itinerario elogiaron el esfuerzo de los anderos y el espectacular ornato de la imagen.

Después, el foco de la celebración se trasladó hasta el entorno del campo de fútbol, acondicionado en las últimas semanas para actividades de este tipo. Sobre el escenario se sucedieron el trío Aires Nuevos y la orquesta Moonlight. La diversión se prolongó hasta bien entrada la madrugada, en una ocasión propicia para la convivencia con amigos y familiares en una aldea que tiene como peculiaridad su distribución entre tres términos municipales —Alcalá, Alcaudete y, en menor medida, Priego de Córdoba—. De esta manera se acabó el día principal, que se había abierto con una misa en honor de la patrona y una fiesta del agua y de la espuma, que coincidió con la degustación de espetos de sardinas.

La programación, que comenzó el viernes, termina hoy con la segunda edición de una quedada de moteros, con salida en el campo de fútbol de la pedanía. A la llegada de la comitiva se sirve un arroz para todos los presentes. Durante la comida se espera la actuación de un rabiteño, conocido cariñosamente como David Rock.