Fallece una anciana tras volcar su coche en Úbeda

La mujer y su marido viajaban a Valencia desde El Mármol

10 sep 2019 / 11:45 H.

La JA-5105, carretera que une El Mármol —entidad local autónoma que depende de Rus— y la ciudad de Úbeda, se cobró la decimoquinta víctima mortal en accidente de tráfico de este 2019 en la provincia. El trágico suceso tuvo lugar en torno a las 12:50 horas, en el kilómetro 5 de la citada vía, en sentido Úbeda y ya dentro del término municipal de la Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Una pareja —él de 75 años y ella de 76— natural de El Mármol, pero residente en la Comunidad Valenciana, ocupaba un turismo en el que viajaban de vuelta a su domicilio en tierras valencianas. Venían de pasar algunos días en su tierra natal. Sin embargo, sus planes pronto se vieron truncados. Por causas que aún se desconocen, el vehículo se salió de la vía y volcó. Fue un testigo el que alertó de que un turismo había sufrido una salida de vía y de que podía haber personas atrapadas en el mismo al servicio de Emergencias 112 Andalucía, desde el que se movilizó a los profesionales de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (Epes), así como a agentes de la Guardia Civil de Tráfico, de la Policía Local y de Bomberos de Úbeda. Fueron estos últimos los que, tras su intervención, confirmaron al 112 la triste noticia: el accidente había resultado mortal para la mujer que viajaba en el vehículo. El hombre, por su parte, resultó herido de gravedad, por lo que fue trasladado al Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda.

SINIESTROS MORTALES. La última muerte provocada por un accidente de tráfico en la provincia tuvo lugar el 25 de agosto, en el kilómetro 2,8 de la A-32, que une Linares y Bailén. Un motorista se salió de la vía cuando circulaba con su moto en dirección a la segunda de las dos ciudades. El 2 de agosto, Úbeda fue también noticia por un caso de esta clase. Una mujer de 73 años falleció en el Hospital San Juan de la Cruz, en el que se encontraba ingresada tras haber sido atropellada junto a tres personas más —una de ellas, una niña de dos años— el 17 de julio, en la calle Alameda de la citada ciudad. Un día después de este suceso, un vecino de Guadalimar, aldea de Lupión, perdió la vida poco después de emprender un viaje en quad hacia Linares a través de la JH-3051. a 500 metros de la salida del núcleo urbano, impactó contra la parte trasera de un Peugeot 306.

Este accidente mortal puso fin a una racha de algo más de dos meses sin que las carreteras jiennenses se cobraran vidas. Para encontrar otro suceso de estas características hay que remontarse hasta el 13 de mayo, cuando una motorista sufrió un accidente en la N-323. Falleció al día siguiente. En primavera se registraron dos siniestros mortales más, a saber, uno en Alcalá la Real, el 11 de abril, en el que perdió la vida una mujer tras ser atropellada, y otro en Lopera, el 23 de marzo. Menos de dos semanas antes, un joven de Sabiote falleció tras un accidente en un carril rural del municipio. Cuatro sucesos trágicos tuvieron lugar en febrero: dos el día 24, en Bedmar y Arjona; uno el día 21, en Mancha Real, y otro el primer día del mes, en la A-312 a la altura de Vilches, en el que fallecieron dos personas. Poco antes, el 19 de enero, en la A-401, entre Úbeda y Jódar, perdió la vida un vecino de Bélmez de 30 años tras haber sufrido un vuelco. El trágico registro comenzó el 11 de enero, cuando un motorista, vecino de Jaén de 37 años, murió en la A-44.

El año pasado, fueron 28 las víctimas mortales en las carreteras de la provincia, según la Dirección General de Tráfico, esto es, el doble de las que, hasta el momento, forman parte de la lista este año.