En su nombre, empodera Úbeda con su patronazgo

Multitudinaria procesión de San Miguel Arcángel en la ciudad Patrimonio de la Humanidad

30 sep 2022 / 18:45 H.
Ver comentarios

Después de dos años, por fin, los ubetenses pudieron reencontrarse en la calle con su patrón, San Miguel Arcángel, y acompañarle en su procesión por las principales vías del casco histórico de la ciudad Patrimonio de la Humanidad. Aunque San Miguel está muy presente en la vida de los ubetenses, pues una figura suya se encuentra en una de las hornacinas de la fachada principal del Conservatorio Profesional de Música “María de Molina”, ubicado en la plaza Primero de Mayo, cientos de fieles y devotos se dieron cita, a primera hora de la mañana de este jueves, en la iglesia conventual de los Padres Carmelitas Descalzos para participar de la festividad del patrón de la ciudad patrimonial, que dio comienzo a las 10:00 horas y que estuvo presidida por fray Héctor Cáceres Salazar, padre superior del Convento de Carmelitas Descalzos de Úbeda. Una solemne ceremonia que los vecinos del municipio vivieron con fervor y con un enorme sentimiento de pertenencia después de lo que han pasado en los últimos años con la pandemia que no ha dejado poder estar a su lado en su día más grande.

Una vez terminada la fiesta en honor a San Miguel, sobre las 11:30 horas, comenzó la procesión tradicional por las calles de la ciudad, que partiendo de la iglesia de los Carmelitas Descalzos transcurrió, más tarde, por la plaza Primero de Mayo, Montiel, Corredera de San Fernando, plaza de Andalucía, Rastro, plaza del Marqués de la Rambla, Antonio Medina, plaza de San Pedro, Juan Pasquau, Real, María de Molina y plaza Primero de Mayo, para seguir avanzando por San Juan de la Cruz y regresar de nuevo a la iglesia de San Miguel para poner punto final a un recorrido en el que estuvo acompañado por sus fieles y devotos.

San Miguel es el custodio de Cristo, el que vela por las almas del cielo, cuyo nombre viene del hebrero “mica’el”, que significa ¿Quién como El? En su nombre glorifica el nombre de Dios en la tradición cristiana. Arcángel representado en la iconografía pictórica como un guerrero que vence al anticristo y es el ángel del juicio final.

Diario JAÉN
Provincia