El recorrido de los romeros de Cortijos Nuevos escoltados por un pinar mágico

Vecinos y visitantes de la población de Segura de la Sierra acompañan a San Isidro Labrador en su día

19 may 2024 / 13:00 H.
Ver comentarios

VÍDEO

Escoltado por la singular orografía de la Sierra de Segura, Cortijos Nuevos amaneció el 15 de mayo dispuesta a demostrar, un año más, su devoción por San Isidro. La población de Segura de la Sierra se vuelca con una imagen tremendamente arraigada a la zona, en la que habita un gran número de agricultores. Desde los primeros rayos de luz del alba un nutrido grupo de fieles y devotos comenzó a concentrarse a las puertas de la Parroquia de San Rafael Arcángel, de donde salió en procesión San Isidro Labrador. El numeroso “séquito” emprendió el camino junto a su patrón hasta Las Lomillas. Durante la travesía, los devotos estuvieron en todo momento acompañados musicalmente por Los Pizarrines, de la Sierra de Segura. Los pinos, el aire fresco y las montañas segureñas conformaron un paisaje natural mágico para un día tan señalado.

En el ecuador del recorrido, los romeros realizaron una pausa para cargar fuerzas, y tomaron e invitaron a un delicioso aperitivo a todo aquel que estuvo allí presente. Las cervezas, el fiambre, y la cuerva se acabaron en un santiamén, en un excelso momento de convivencia que precedió a los muchos que vendrían después. Allí, Alicia Guirado, presidenta de la hermandad de San Isidro Labrador de Cortijos Nuevos, puso en valor la contribución que llevan a cabo vecinos y visitantes para la conservación de las tradiciones en esta bendita tierra. “La compañía es muy grata, vivimos este día con mucha ilusión, y también celebramos otras actividades en honor a nuestro patrón, como la comida de hermandad o los bolos serranos”, apuntó a Diario JAÉN.

“Este es uno de los días más importantes para el pueblo, lo llevamos celebrando desde hace muchos años y todos nos juntamos para ello”, señala María Eugenia Sánchez. Loli Caravaca comparte este sentimiento por la Romería de San Isidro, un momento que espera durante todo el año que llegue. “Se trata de un día muy bonito y de un gran momento de fiesta y de ilusión idóneo para compartir con nuestra familia y nuestros amigos”, asegura Felicidad López. Como asegura Jesús Navío, esta fiesta comenzó en los años 50 y es una tradición que los vecinos procuran que “la llama siga viva por mucho tiempo”. “Soy de Cortijos Nuevos, pero llevo 40 años viviendo fuera. Siempre que puedo vengo a compartir con mis paisanos este gran día de fiesta”, expone Antonia Sánchez.


Provincia