El pistacho ya merece la pena

Appistaco prevé la venta de entre 8.000 y 10.000 kilos de primera cosecha

11 oct 2019 / 16:27 H.

La obtención de la primera cosecha de pistacho cien por cien de Jaén por parte de la Asociación de Productores y Comercializadores de Pistacho (Appistaco) bien merecía la celebración de una jornada de puertas abiertas como la que tuvo lugar en las oficinas centrales de Caja Rural de Jaén ubicadas en el Parque Científico y Tecnológico Geolit, en Mengíbar. El objetivo, presentar a todos los que se dieron cita los datos de esta cosecha e informar sobre los beneficios de la utilización de drones para controlar cualquier clase de cultivo, incluido el pistacho.

La mesa del salón de actos en las mencionadas oficinas la presidieron el director comercial de Caja Rural de Jaén, Juan Gallego; el presidente de Appistaco, Julián Navarro; el alcalde de Navas de San Juan, Joaquín Requena, y el diputado provincial de Agricultura, Ganadería, Medio Ambiente y Cambio Climático, Pedro Bruno. Precisamente los propios Requena y Navarro, además del secretario del colectivo, José Luis del Roj, fueron recibidos por la mañana en la Diputación Provincial por el presidente de la Administración, Francisco Reyes, que se refirió a la importancia de apostar por cultivos alternativos, como el pistacho y también la almendra, como se ha hecho desde la misma Diputación de Jaén, “para diversificar la producción agraria provincial”.

Entre 8.000 y 10.000 kilos de pistachos se prevé, desde Appistaco, que se vendan en esta primera cosecha, si bien la mayoría de producción se destinará al autoconsumo. Para alcanzar estas cifras y para formar, con cursos celebrados en toda la provincia, a los agricultores que apostaron por este nuevo cultivo también ha sido clave el apoyo de Caja Rural, que, desde 2014, ha mantenido con la asociación “una relación muy estrecha”, tal y como aseguró Gallego. Ahora, la relación entre ambas partes continúa viva a través de un convenio que permitirá que los socios agricultores del colectivo que quieran invertir en compras de tierras y en las propias plantas puedan hacerlo en condiciones preferentes y con carencia de capital, de modo que puedan trabajar los cultivos “con comodidad durante los primeros años”, según Gallego, hasta que dicha labor comience a dar sus primeros frutos.

El Ayuntamiento de Navas de San Juan ha sido otro de los pilares en los que se ha apoyado la asociación desde 2014. Su alcalde, al igual que Reyes por la mañana, incidió en la importancia de apostar por la diversificación agraria y se mostró satisfecho por los resultados conseguidos por Appistaco. “Parece mentira que hayan pasado cinco años y que hoy ya podamos comer los primeros pistachos producidos en Jaén”, dijo.

A pesar de lo logrado, desde Appistaco se muestran ambiciosos, por lo que no dudaron en comenzar a apostar por el uso de la tecnología dron para abaratar costes y mejorar la producción. Javier Granero y Jesús Gómez, de AeroPanda, ofrecieron una charla para explicar estos y otros beneficios del empleo de drones en cultivos de extensión. En este sentido, resaltaron las ventajas a la hora de evitar plagas, dado que estas pueden detectarse en un radio de 50 kilómetros, una distancia más que suficiente para acabar con ellas antes de que alcancen las plantaciones.