El lince ibérico, cada vez más lejos de la extinción

La especie ha superado ya la barrera de los 2.000 ejemplares en España y Portugal

19 may 2024 / 06:00 H.
Ver comentarios

Noticias positivas para uno de los felinos más amenazados del mundo. El lince ibérico se aleja, cada vez más, del riesgo de extinción gracias a los labores que se han hecho en lo últimos años respecto a su conservación. En 2023, los trabajos de censo de lince ibérico (Lynx pardinus) en España y Portugal acometidos evidencian que la especie ha superado la barrera de los 2.000 ejemplares. Este es el dato aportado por el informe elaborado por el equipo coordinado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) y compuesto por representantes de las comunidades autónomas españolas y el Instituto de Conservación de la Naturaleza y los Bosques (ICNF) de Portugal.

En concreto, son 2.021 los linces censados en este informe, 1.730 de ellos distribuidos por España (el 85%) y 291, en Portugal. Por comunidades, Andalucía sobresale como la región que más animales de esta especie acoge, con 755 ejemplares, que representan el 41,3% de la población total. A esta región le siguen Castilla-La Mancha con 715 linces (41,3%), Extremadura con 253 ejemplares y los siete de la Región de Murcia. Asimismo, la especie se extiende por el territorio nacional. Son ya 14 las áreas geográficas donde el lince ibérico se reproduce y hay nuevas zonas de presencia estable en la Región de Murcia y en las provincias de Albacete, Badajoz, Toledo y Ciudad Real.

Del total censado, 1.299 linces fueron adultos o subadultos que presentaron una distribución de sexos de 1,01 a favor de las hembras (602 machos y 611 hembras que pudieron ser sexadas). Este últimno año, el número de hembras reproductoras o territoriales ascendió a 406, 80 más que en el año anterior. Esta última cifra se acerca paulatinamente a las 750 hembras reproductoras que se considera preliminarmente como uno de los objetivos demográficos a alcanzar para considerar que el lince se encuentra en un estado de conservación favorable. El número de cachorros nacidos en 2023 también aumentó hasta los 722 ejemplares.

La tendencia de la población es positiva y continua desde 2015, lo que permite ser optimistas. En cerca de 20 años, la población ha pasado de menos de 100 ejemplares contabilizados en 2022 a más de 2.000 en 2023. Y en los últimos años, el incremento es aún más destacable. Tan solo en 2020 la población total era de 1.111 linces, tres años más tarde se han añadido casi 900 individuos más a la población ibérica. La recuperación de este animal en la Península Ibérica es uno de los mejores ejemplos de actuaciones de conservación de especies amenazadas en el mundo. Esto ha sido posible gracias a los esfuerzos coordinados realizados tanto por las administraciones públicas competentes como por entidades sectoriales interesadas, propietarios y gestores de fincas privadas y sociedad en general.

Una pieza clave en la recuperación ha sido el programa de conservación ex situ, en el que se enmarcan los trabajos de cría en cautividad y la reintroducción de ejemplares. La cría en cautividad supone un esfuerzo económico muy importante para las administraciones que vienen sufragando este coste con medios propios, que son el ICNF de Portugal en el centro de cría de Silves, la Junta de Andalucía en el centro de La Olivilla (Santa Elena) y el Organismo Autónomo Parques Nacionales del MITECO en los centros de Zarza de Granadilla (Cáceres) y El Acebuche (Huelva). Así, desde que comenzaron las primeras liberaciones al medio natural de individuos nacidos en cautividad en 2011, se han reintroducido ya 372 ejemplares hasta la fecha.


Provincia