Actualizado
domingo, 18 agosto 2019
03:22
h
URGENTE

El coliseo de Porcuna supera las expectativas arqueológicas

El alcalde cree que el edificio romano puede ser el mayor de España
  • monumentalidad. Miguel Moreno, en el centro, y técnico, en la visita a las prospecciones arqueológicas.
    monumentalidad. Miguel Moreno, en el centro, y técnico, en la visita a las prospecciones arqueológicas.

No hemos pinchado en hueso”. Así de tajante se muestra el alcalde de Porcuna, Miguel Moreno, en relación con los resultados provisionales de las catas arqueológicas previas a la excavación del anfiteatro romano de la ciudad de Obulco. El responsable indica que los resultados, que terminarán en agosto, después de tres meses, permiten documentar una “joya de primerísimo nivel”. Según las estimaciones de los expertos, el coliseo tenían un aforo para albergar a alrededor de diez mil espectadores, de manera que, de acuerdo con el político popular, puede ser el de mayores dimensiones de España.

Moreno apunta que no se esperaba, a diferencia de lo ocurrido, que aparecieran intactos muros de unos tres metros de altura. También destaca que las labores se ejecutan con cien mil euros de fondos propios y emplean a diez personas. Actualmente no hay fecha para la excavación sistemática del solar. Sin embargo, el alcalde está convencido de que la Junta de Andalucía y el Gobierno central aportaron los fondos necesarios. “Cuando conozcan la dimensión del anfiteatro no habrá problema para establecer un protocolo. Obulco puede ser la solución para Porcuna y su comarca”, resalta. Por otro lado, la intención del Ayuntamiento es que la Junta de Andalucía ejecute la sentencia que lo condena a indemnizar a los propietarios para activar las prospecciones en la antigua ciudad iberorromana.

En cuanto a las catas en el coliseo, por ahora se han desenterrado pilares de la fachada meridional, con un vano cegado de época, que muestran una sólida fábrica de enormes bloques, ciclópea y almohadillada. Para el director de los trabajos, Rafael Saco, las perspectivas son “excelentes”, por la “magnífica” conservación de los muros exhumados, aunque otras zonas están más alteradas. Según un comunicado, paradójicamente, su buen estado se deriva de los grandes derrumbes de estructuras con una altura de diez metros, ya que esta circunstancia protegió los sillares de los frecuentes saqueos que se llevaban a cabo en otras épocas para utilizar las piedras en diversas construcciones.

El anfiteatro de Porcuna, preservado bajo calles y viviendas, casi rozaba la superficie. De hechos, los arqueólogos apenas habían excavado medio metro en el subsuelo cuando surgió la edificación, cuya magnitud es coherente con la de la antigua ciudad de Obulco. La superficie del asentamiento era mayor que la de la Córdoba imperial. De ahí la presencia de los numerosos vestigios arquitectónicos romanos que jalonan el municipio, como las cisterna de la Calderona, los recintos fortificados del Comendador y Jabonero y las fachadas de las casas nobles del sector de San Benito.

Miguel Moreno está convencido de que la envergadura de los vestigios pendientes de descubrir, unida a la de los queya se conocen, es equiparable o superior a la de otros referentes de Hispania como Mérida (Badajoz), Tarragona, Sagunto (Valencia) o Cartagena (Murcia). El dirigente siempre ha destacado la buena situación de las arcas municipales porcunenses, que permiten al Ayuntamiento acometer trabajos de recuperación del patrimonio histórico del municipio. De hecho, el turismo es una de las apuestas económicas del equipo de Gobierno, que destaca la presencia de monumentos como la torre de Boabdil, la iglesia de la Asunción, la Casa de la Piedra o el complejo arqueológico de Cerrillo Blanco, fundamental para conocer la civilización ibérica.