Actualizado
martes, 18 junio 2019
02:06
h
URGENTE

Dura caminata por el patrón

Decenas de guardeños recorren el tradicional Camino hasta la ermita
Ver comentarios
|
19/05/2019

San Sebastián procesiona hoy por su recorrido habitual, pero los guardeños vivieron ayer la antesala de su día grande con una jornada cargada de actos que concluyeron con una larga verbena en la Caseta Municipal.

El sábado tuvo dos partes diferenciadas: la dedicada a la devoción del patrón y la lúdico-festiva. El día comenzaba con el traslado de la imagen de San Sebastián desde la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, donde se encuentra habitualmente, hasta la ermita de Las Allanadas, epicentro de las celebraciones en honor del patrón. Ya por la tarde, se procedió a engalanar al santo, ya en las andas sobre las que aguardó la llegada del día de hoy.

El momento más esperado del día llegó a las 19:30 horas, cuando un nutrido grupo de vecinos salieron desde la rotonda del barranquillo para realizar el Camino hasta la ermita. Un camino de casi cinco kilómetros y duras subidas que los guardeños realizan por San Sebastián cada año. “Es más duro bajar que subir”, comentó alguna de las vecinas que encararon la subida del cerro de San Cristóbal. Fue un momento de convivencia, donde las diferentes generaciones del municipio se mezclaron para mantener viva una tradición en el pueblo. El ambiente festivo en el que todo eran risas y anécdotas, sirvió para abrir boca de cara a la romería de hoy, en la que los guardeños esperan disfrutar, como de costumbre de un gran día en el que el protagonista es su patrón, San Sebastián.

La jornada acabó con la verbena en la Caseta Municipal, después de que se procediera al alumbrado especial de la romería. Una noche en la que hubo espacio para música más habitual de este tipo de fiestas y para las canciones más actuales que pegan con fuerza en todas las salas.

Hoy, día grande en el municipio, se celebra a las 12:00 horas una misa rociera en honor de San Sebastián en la ermita. La eucaristía estará oficiada por el reverendo Juan Pedro Moya Haro. Después, comenzará la ansiada romería, por el itinerario habitual y acompañada por la asociación musical Villa de La Guardia. El día finalizará con la actuación de la orquesta Buda en la Caseta Municipal y la ya tradicional paella para todos los asistentes, un nuevo punto de encuentro y convivencia en el que se pone de relevancia el carácter acogedor de La Guardia con todo el que se acerca a sus fiestas. El culmen de cinco jornadas dedicadas a San Sebastián que comenzaron el miércoles y tras la que los vecinos contarán los días hasta la próxima festividad.