Actualizado
lunes, 17 junio 2019
22:14
h
URGENTE

Dieciséis encinas arraigan en las Nuevas Poblaciones

La aldea de Magaña acoge una plantación por el 250 aniversario de la fundación
Ver comentarios
|
15/11/2018
  • MONOLITO. Foto de familia del consejero junto con los representantes institucionales y vecinos de las Nuevas Poblaciones tras la plantación.
    MONOLITO. Foto de familia del consejero junto con los representantes institucionales y vecinos de las Nuevas Poblaciones tras la plantación.

Un homenaje a todos aquellos colonos que poblaron el corazón de Sierra Morena 250 años después. Diecisiete nuevas encinas crecen ya al lado del camino que llevó a todos aquellos ciudadanos de Centroeuropa a su tierra prometida. El Parque Natural de Despeñaperros acogió un acto conmemorativo del aniversario de las Nuevas Poblaciones, que contó con la presencia del consejero de Medio Ambiente, José Fiscal. Fue una plantación de diecisiete encinas procedentes de la Red de Viveros de Andalucía.

Este acto se celebró en la aldea de Magaña, en el término municipal de Santa Elena. La Consejería, a través de la cesión de las plantas, se unió a los diversos actos de celebración de la efeméride, que recuerda la promulgación del Fuero por el que estos pueblos y aldeas fueron fundados gracias a la llegada de colonos de Centroeuropa. Dieciséis encinas, una por cada uno de los municipios creados, más una por los europeos que colonizaron la comarca, fueron las protagonistas de este acto simbólico que contó con representantes de los ayuntamientos de las Nuevas Poblaciones: La Carolina, Guarromán, Montizón, Aldeaquemada, Arquillos, Santa Elena y Carboneros. El punto elegido para la plantación fue en el antiguo camino real de la aldea de Magaña, uno de los primeros asentamientos diseñados por Pablo de Olavide. Este era paso de los colonos y, posteriormente, de los habitantes de este espacio protegido. Este acto también reconocía las señas de identidad de los municipios, forjadas a lo largo de su historia y que hoy configuran las tradiciones, sus valores ambientales o gastronómicos. “Hemos querido unirnos a la celebración para homenajear tanto la biodiversidad de este espacio protegido, como a sus habitantes, responsables de su conservación y su desarrollo”, explicó el consejero.