Actualizado
martes, 23 julio 2019
03:27
h
URGENTE

Desvío del tráfico en la N-322 por el derribo de un puente

La circulación pasará provisionalmente por la ciudad de Úbeda
|
27/11/2018
  • OBRAS. Puente del tramo Úbeda-Torreperogil de la N-322, que será demolido esta noche para darle el ancho necesario a la futura autovía A-32.
    OBRAS. Puente del tramo Úbeda-Torreperogil de la N-322, que será demolido esta noche para darle el ancho necesario a la futura autovía A-32.

Las obras de la autovía A-32 Linares-Albacete avanzan. El Ministerio de Fomento informa de que, hoy martes, se procederá a la demolición del puente o paso superior existente sobre la N-322, en el tramo Úbeda-Torreperogil y la ejecución del enlace Úbeda Oeste. Esto obligará al desvío temporal del tráfico rodado entre las 20:00 horas de hoy y las 08:00 horas de mañana, entre los puntos kilométricos 146,120 y 147,500. El Ministerio informa en una nota de que es preciso liberar el espacio en el que se alza el puente, necesario para la ejecución de las calzadas de la autovía y del enlace Úbeda-Oeste. “Para la demolición de la estructura —explica la nota— hay que cortar la circulación de la N-322”. Se realizará un desvío provisional entre las 20:00 horas del 27 de noviembre y las 08:00 horas del 28, “cuando la intensidad de circulación es menor”, aclara.

El tráfico en sentido Albacete se desviará en el kilómetro 143,500 a través de la antigua N-322, llegando a la glorieta Hospital San Juan de la Cruz. Allí se reincorpora a la N-322 a través del ramal Úbeda-Albacete actualmente en servicio.

Por su parte, el tráfico en sentido Linares se desviará en el kilómetro 148,100 de la N-322 a través del ramal existente de entrada a Úbeda y continuará por las calles Carretera de Vilches, Avenida Cristóbal Cantero y Avenida Ciudad de Linares, hasta la glorieta Hospital San Juan de la Cruz. Allí se reincorpora a la N-322 a través del ramal Linares-Úbeda, actualmente en servicio.

Una vez finalizada la demolición de la estructura, el tráfico se restituirá en la N-322, teniendo que realizarse el cruce sobre dicha infraestructura y los cambios de sentido que quedan anulados a través del enlace ubicado en el kilómetro 147 preferentemente o con el cambio de sentido del semienlace de la A-32 en el kilómetro 32, del lado Baeza.

El Ministerio de Fomento añade que esta situación se mantendrá “hasta que se complete el nuevo enlace Úbeda-Oeste de la autovía”.

A finales del pasado mes de septiembre, la Subdelegación del Gobierno en Jaén solicitó al Gobierno central un adelanto de cinco millones de euros sobre el presupuesto de 2019 para avanzar de una forma más rápida en las obras de la autovía A-32, en el tramo Úbeda-Torreperogil, que es justo el que se verá afectado con el desvío de tráfico.

El objetivo era que este tramo pueda estar concluido en los primeros seis meses de 2019. La subdelegada, Catalina Madueño, reconoció en su día: “Es imposible acabar las obras de este tramo en lo que queda de 2018. Por ello, queremos estar tranquilos y seguros de que la obra se va a terminar antes del primer semestre de 2019”. La Subdelegación también solicitó al Ministerio de Fomento que se revisasen los proyectos de los tres tramos que se encuentran pendientes hasta el límite con la provincia de Albacete, porque estos databan de 2007.

vía peligrosa. La carretera N-322 está considerada como una de las más peligrosas de España y se coloca en la sexta posición en accidentalidad. En la última década murió en ella una treintena larga de personas y más de 120 sufrieron heridas graves y secuelas permanentes en los accidentes. Más del 10% de las víctimas mortales en accidentes de carretera de la última década en Jaén se produjeron en solo 130 kilómetros del trazado de la N-322. Todo ello, junto al alto volumen de circulación, redunda en la necesidad de que se transforme en autovía.

El Ministerio intervendrá en la A-4 y N-420 para evitar atropellos de linces

Los puntos negros de atropello de linces en la A-4 y N-420 podrían quedar “solucionados en la medida de lo posible” durante 2019. Eso se desprende del encuentro que tuvo lugar entre representantes del Ministerio de Fomento y de la asociación conservacionista WWF, en el que se abordaron las intervenciones que se realizan en las carreteras andaluzas para tratar de bajar la muerte de linces ibéricos por atropello. La pasada semana se recibieron avisos sobre el hallazgo de dos cadáveres de lince ibérico, uno en la provincia de Córdoba y otro en la de Jaén. El primero, en Villafranca de Córdoba y, el segundo, una hembra sin identificar que apareció atropellada en la A-4, en el kilómetro 301, en el término de Guarromán. El responsable del Programa de Especies de WWF España, Luis Suárez, explicó a Europa Press que en la reunión, llevada a cabo con la Dirección General de Carreteras, se confirmó el inicio de las obras en la A-4 vinculadas al programa “Iberlince”, mientras que están a punto de licitarse los trabajos en esta vía fuera del proyecto y en la N-420 que une Cardeña y Montoro. El colectivo entiende que en 2019 estará “todo perfilado” y los mayores puntos negros “quedarán bastante solucionados”.