URGENTE

Denuncia ante el peligro de incendio en valiosos bosques

Ecologistas en Acción pone la situación en conocimiento de la Guardia Civil
  • RIESGO. Troncos cortados y apilados, desde hace varios años, en el interior del parque natural.
    RIESGO. Troncos cortados y apilados, desde hace varios años, en el interior del parque natural.

La organización Ecologistas en Acción asegura que ha interpuesto una denuncia ante la Guardia Civil por la “ingente cantidad de biomasa altamente inflamable” que se acumula desde hace años en determinados montes del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Tal acopio —asegura— se debe a los restos generados por las cortas forestales cuyos titulares han incumplido “la obligación legal” de triturar el material, tal como, de acuerdo con el colectivo, marcan la Ley de Montes y la propia normativa del espacio protegido del noreste de la provincia.

“Los bosques afectados son de un altísimo calor ecológico, pero el ahorro de costes en maquinaria y jornales para triturar los restos multiplica dramáticamente las probabilidades de incendio, asegura, desde “Ecologistas en Acción”, Javier Broncano. La entidad ya ha salido a la palestra en anteriores ocasiones para avisar del problema, aunque lamenta que se repite cada año.

Broncano continúa: “Pedimos a la Junta de Andalucía que acabe de una vez por todas con esta explosiva situación. Es evidente que el régimen sancionador no está funcionando, bien porque no se imponen sanciones o porque estas no son lo suficientemente disuasorias y resulta más barato pagar una sanción que eliminar los residuos. En definitiva, en la práctica se está primando la generación de unos beneficios extra a costa de generar menos empleo en los trabajos de eliminación de residuos y de exponer el monte a un alto riesgo de incendio”. Desde el colectivo se ha facilitado al Instituto Armado la localización de zonas afectadas por esta “gravísima situación”, con la intención de que los agentes inspeccionen y, “si procede”, traslade los hechos tanto a la Fiscalía como a la Junta de Andalucía. Alerta del peligro derivado de que la madera, las ramas o las hojas secas representan toneladas de materia de fácil combustión, acumuladas en lugares por lo general de difícil acceso, y que pueden arder tanto por causas intencionadas como por cualquier rayo de una tormenta.

Desde hace años, “Ecologistas en Acción” muestra su preocupación por el peligro de que los montes se prendan. En la misma línea arremete contra el incumplimiento generalizado de la obligación de “picar” los restos vegetales en áreas tan sensibles como las que constituyen el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Según afirma el responsable, en 2005 planteó esta cuestión en la junta rectora del espacio protegido. Además y exigió información sobre las medidas tomadas por la Consejería de Medio Ambiente a raíz de los expedientes abiertos, desde 1990 por casos similares a este. Broncano se queja del paso del tiempo sin que se atajen los peligros de una catástrofe.

Aunque el actual es un verano bastante tranquilo en la zona del parque, los últimos años se han sucedido varios incendios de envergadura, motivados tanto por causas humanas como naturales. Entre los más graves se encuentra el de Quesada, acaecido en julio de 2015 en las inmediaciones del parque y afectó a superficie forestal y agraria, que afectó también a Huesa, Larva y Cabra del Santo Cristo. En aquella ocasión, según la investigación, el origen estuvo en el rayo generado en el transcurso e una tormenta seca.