Cuatro personas serán juzgadas este lunes por el robo de 263.000 euros en una casa de Chilluévar

Dos matrimonios jiennenses están acusados de hurto con violencia y detención ilegal

19 may 2024 / 10:19 H.
Ver comentarios

Dos matrimonios de Chilluévar se sentarán este lunes en los banquillos de la Audiencia de Jaén, como presuntos autores de delitos de robo con violencia y detención ilegal. En concreto, se les acusa de robar a punta de pistola 263.000 euros de la vivienda de un empresario agrícola del mismo municipio cuando en su vivienda solo se encontraba su mujer. Así, están llamados a personarse en el edificio judicial dos hombres de 53 y 69 años, y dos mujeres de 51 y 66 años. Para uno de los matrimonios, el Ministerio Fiscal reclama una pena de 12 años de cárcel, además del pago de una multa de 1.350 euros como autores de un delito de robo con violencia con uso de arma, un delito de detención ilegal, otro leve de lesiones y otro de tenencia ilícita de armas. Para el otro matrimonio, se reclama una pena de dos años de prisión por el delito de encubrimiento. Para ellos, el fiscal contempla la circunstancia atenuante de colaboración a disminuir los efectos del daño económico causado con el robo.

Los hechos tuvieron lugar el 13 de enero de 2023. Una mujer denunció que cuando se encontraba sola en su domicilio, un desconocido llamó a la puerta con el pretexto de hacer entrega de un paquete. En el momento de abrir, denuncia que el hombre, usando la fuerza, la golpeó ocasionándole una herida sangrante en la cabeza, una contusión en la zona torácica izquierda y accedió a la vivienda. Una vez reducida, el autor de los hechos, que llevaba el rostro oculto por un pasamontañas, le enseñó varias notas manuscritas que llevaba, al objeto de que no reconociese su voz, en las que ordenaba que le entregara el dinero que tenía en la caja fuerte o le causaría lesiones a ella o a alguno de sus familiares. Una de las notas decía que decía que si no le daba el dinero iría a la Cooperativa a matar a su hijo. Finalmente, la víctima se dirigió a la caja fuerte instalada en la vivienda y le entregó la suma de 263.000 euros. El marido de la víctima es empresario agrícola y ese día disponía del dinero para hacer efectivos el pago de jornales. Antes de abandonar la vivienda, ataron a la víctima a una silla, y le cubrieron la boca y ojos con cinta americana.

La Guardia Civil estableció varios servicios de vigilancia. Así, en uno de los desplazamientos realizados por uno de los presuntos autores, fue interceptado por una patrulla de la Guardia Civil. Al registrar el vehículo que conducía, localizaron una pistola marca Star, calibre 9 mm corto, con más de cien cartuchos. Con posterioridad, se practicó una entrada y registro en el domicilio del detenido, en el que fueron localizados 131.000 euros, de los que no podía acreditar su lícita procedencia. Una vez detenido e ingresado en prisión, los investigadores centraron sus esfuerzos en la localización del resto de personas implicadas, realizando entrada y registro en cinco inmuebles. Detuvieron a la pareja del presunto autor y, posteriormente, a otro matrimonio. Uno de los detenidos había trabajado como pintor en la casa, de ahí que conociera la existencia de la caja fuerte. En otro registro, localizaron otros 100.000 euros en efectivo. De los cuatro detenidos, la autoridad judicial decretó el ingreso en prisión para una de las parejas. Faltan por recuperar 32.000 euros del botín, dinero que reclama el Ministerio Fiscal, además de una indeminización para la víctima de 6.300 euros por las lesiones y 4.738,79 euros por las secuelas.


Provincia